Estáis y se agradece

Mostrando entradas con la etiqueta Vuelos de ruiseñor. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Vuelos de ruiseñor. Mostrar todas las entradas

21/4/16

Un nido en el cielo

Fotografía: alattkeva

Ya bebo de tu silencio,
el tiempo que pasa y calla,
transfigurando la súplica
del canto que te reclama.
¡Oh, mi fulgor de estrellas,
noche de luna abrumada;
de insomnios y duermevela
sin despertares al alba!
No hay veranos sin cigarras,
o cantar de triste niebla
y avecillas volanderas
enredadas en hilachas.
Ondulando por los montes
donde los duendes descansan;
hay tapices de amapolas
y las tardes van descalzas.
Tú, agua de mi rocío
para mi sed de caminos,
quién pudiese acariciarte
por mi tiempo atardecido.
Piensa en mí cuando no esté
y llórale a los luceros,
los que te guardan las noches
buscando un nido en el cielo.
Y cuando me puedas ver
desmadejado en azules,
es que se me lleva el viento
los versos por abedules.

Australia Elisa Lattke Valencia en: "El Ruiseñor"

30/10/14

Vuelos y saltos

Se me enreda un pensamiento
que se acuerda con tristeza,
viendo un vuelo y su belleza 
mi locura y su contento.

Se me enreda hasta el aliento
por las manos y en los dedos,
mil caricias sin los miedos
con sus mimos complacidos;
los momentos divertidos
devolviendo los remedos.

Me divierte el sentimiento 
con las ganas de besarle,
por la dicha de abrazarle
sin ningún acosamiento.

Es que siempre se está atento
a servir con mi atalaye,
siendo fiel porque subraye 
algún silbo que complace;
lo que a mí me satisface
consiguiendo, me desmaye.
Se me traba hasta la lengua 
cuando digo que... ¡te quiero!
¿Y sonríes porque muero
viendo como nada mengua?

Por fortuna se deslengua 
este ser de carne y hueso
y algún verbo muy travieso
se conoce su presente;
si el pasado fue prudente
lo ha guardado muy secreto,
y, aunque salte esta muy quieto 
evitando estar demente.
El tesoro del amor
es misterio bien guardado,
bajo llave y encerrado
se mantiene con fervor.

Quién lo sabe con ardor
aunque muera de ansiedad
lo vive su soledad,
planta cara a la añoranza 
se queda con su esperanza,
la ternura y su bondad.

A. Elisa Lattke en: "El ruiseñor"

12/12/12

Seráfica avecilla


Entre las cañas del río
se oye un bello jilguero,
enamorar a un lucero
con un melodioso brío.

¡Ay del divino amorío
que se desprende en repique
de incomparable alambique;
en notas de pentagrama
lo da Dios en oriflama!
¡Su plumaje multiplique!

Ese jilguero se siente
en la paz del que lo quiera
y cantará a su manera
pues avecilla no miente.

Será un buen aliciente
para quien ama su canto,
consuelo siempre del llanto
para regalo o hechizo,
quien lo piense riza el rizo
por ser remedio bien santo


A. Elisa L.

5/10/12

Sabía que vendrías...

Foto: alattkeva

Agradecida el ave cuando al volar te canta 
con ondulante ritmo llevada por los vientos, 
porque al batir sus alas consigue movimientos 
y el aire mueve plumas de versos que levanta. 
No ves cómo se posa sobre cálida rama 
y los convierte en flores de bellos pensamientos. 
No ves que aquí he llegado para cantar en calma 
buscando en ti amor y paz... y un cielo que nos llama; 
sintiendo en cada espera la estrofa en sentimiento.
Por eso hoy, amor, te regalo aquél viejo poema...

¡Te recuerdo que fue hecho para encender la vida
y darte en cada vuelo la luz que me traía!




Sabía que vendrías 
como intempestiva lluvia. 
Sabía que buscabas 
mi mar de eternas dudas. 

Sabías ya encontrarme 
haciéndote estos versos. 
Y... a todo esto, amor, 
ha sido un gran acierto... 

¡Me quieres todavía! 

Me buscas y me encuentras, 
si siempre te he llamado. 
Sabía que vendrías 
buscando ya tu fuente 
de versos que son agua
de versos que son aire
de amor y de alegrías. 

¡Me quieres todavía! 

Sabías que yo estaba 
buscando rama y nido, 
rimábamos a un ritmo 
cantándole a la vida... 
al árbol que frondoso 
mi cielo... retenía. 

Sabías que yo te amaba 
...y aquí te esperaría.
Por eso ya me vuelvo
dejándote mil besos,
dulzor en las caricias
que pude darte un día.
Gorjeos a tus oídos,
miradas a tu alma
y ahora que lo sabes
es esta mi agonía.
***
Elisa en: "El Ruiseñor" 6-9-05
(El ruiseñor es el ritmo de mi latido que a veces se acelera ...)
_________________
Las ranas saben, los hombres piensan, el aire lleva, los sueños quedan; mas un silencio todo lo encierra. (Elisa Lattke-09) 

13/7/12

Como suspiros...


Gritan las piedras
Polvo de arena y viento
en avalancha.

Hay rumor de hojas
Las ramas danzarinas
se balancean.

Miran los puentes
a través de sus ojos
la luz amada.

Caminan sombras
y en sus cuerpos cansados
se agitan sueños.

Palabras mudas
Son relojes del tiempo
latiendo amor.

Habla el silencio
al compás de los pasos
de su esperanza

Defile de horas
son días, meses y años
Ah, cuántos sueños...

Vano es dolerse
Pero aunque sea así
razones hay.

Como suspiros
se van los pensamientos
de tu cabeza.


Elisa-12

28/6/12

Lágrimas dulces (Cinco...siete...cinco...


Un verde mar
serpentea sobre aguas
deslizándose
por bellas lajas
reflejadas en fondos
de claridades...
¡oh cuánta dicha
ver correr manantiales
por entre juncos!

De esas orillas
en que las ranas croan
acariciantes,
...son los rumores...
del hálito y misterio
que guarda un río,
entre avecillas
buscando su alimento,
sueñan y anidan.

Y por las rocas
reposan aves blancas
vuelan gaviotas.
El mar vainica
hebras largas de plata
sobre sus crestas
...y son sus brillos
de oleajes sensuales
provocadores.


Elisa

19/6/12

Semilla II


Dejemos cizaña al lado...

¡Pensemos en la belleza,
hay que darle más pureza
a lo hermoso regalado.
...
Por encima tengo un cielo,
por debajo piso firme
soy raíz para pulirme
crezco en barro tierra y hielo.
Si camino al descubierto
tú me sabes de este mundo
soy semilla y te fecundo
en el polen cuando vuelo-
Para el hombre soy su orgullo
de la gónada exaltada
y de una incierta camada...
no tan bien aprovechada.

Ay, Señor de estos adentros
que me devuelven la dicha
por ser gema en la desdicha
y un amor en los encuentros.

Dulce sueño de un regazo,
redondez de todo sueño,
el placer de quien me adueño
por servir a cada abrazo.
Pero dejo en el recuerdo
un perenne escalofrío,
un Amor del que me fío
cosechado en cada acuerdo.
Si me sabes, yo te sé...
Si me tienes yo te tengo
Si me quieres te sostengo
porque sabes quién te ve.

Esa sed que te he brindado
sentimiento lo acompaña,
es eterna, nunca engaña
siendo libre de pecado.


alattkeva-12

8/4/12

Cantos graves

   
Grave es mi canto que esconde el alma
bajo el acento de la palabra
y, al elevarse, en un relámpago
siente la lluvia cómo lo empapa...
Grave es el tiempo que lo cuestiona
por las veredas donde lo llevan,
y en el cansancio siente los truenos
de otras borrascas cuando se alejan.

Grave es el canto que se consume
agita noches de mis tormentas,
no lo reparan por tanto dado
 mama de insomnios, pezón de penas.
Sueños que vuelan bajo las alas
de algunas aves hechos de arena
y, a ras del suelo, cambian sus plumas
de blancas alas por los poemas.

Elisa en: "El Ruiseñor"

7/4/12

A unos ojos


Porque sé que al pensarte
no domina el vacío;
¡sí zozobra mi barca
encallada en su sitio!

Y en la estancia del alma
de algún puerto querido,
hay un sueño que atraca
en amor sin olvido.
Pero a veces se sueña
reparando nostalgias
y vestimos las sombras
admitiendo un suspiro.

Y si el viento se antoja
sin frenar desafíos,
ataremos sus rachas
a otro puerto tranquilo.
Porque pasa la vida
enjugando su llanto,
y se lleva un anhelo
con amor en su canto.


¡Nunca sé de ironías
ni de halagos baldíos,
pero sé de sonrisas
y del ámbar que quiero,
por fulgir en los ojos
al mirarse en los míos!



Elisa

17/6/11

Un vuelo...

Para conocerte
me hice de tus latidos
habitante de tu alma,
transeúnte en los suburbios
donde intentas refugiarte.

¡Te puedo imaginar como quiera!
Si te poseo en cada idea
hospedada en los vacíos
disminuyendo mi fuerza
atraída a mi navío
y tus horas, sin mí, no son nada.

Si soy el gesto de muchos sueños
argumento de tu aliento,
y la estrofa que te abraza
y te besa con su lema.
Salida de alguna página
magia soy en cualquier tema.

Añorada en muchedumbre
llevando hechizos al alma
soy murmullo de los astros
con un Dios siempre indulgente,
y un poema en su crisálida
alianza de mi presente.

Aunque cierres las puertas de tu mundo
a la fusión del calor humano,
has olvidado  los destellos invisibles de mi alma
y cuando escribo, se encienden tus horas apagadas.


Elisa en: "Don Anselmo"

21/11/10

Las hebras de mis canas...

Entre el cabello llevo
un sueño alborotado,
la plata de mis canas
en versos que me han dado.
Ensortijadas hebras
rizando risotadas,
enredan mis palabras
jugando con miradas.
Por mi cabello siento
jugosas las ideas,
de un mar sueño infinito
revuelto en sus arenas.
Por el cabello tengo
el tiempo de los signos,
debajo en las estrellas
y al pie, los laberintos..
De mi infancia me traje
un corazón de arcilla,
donde guardé la luna
¡y aún se me ilumina!

Elisa en: "El Ruiseñor"

8/10/10

El Alma

Quiero sentir del eco que se escuda
en la voz de infinita melodía;
recibiendo de mi alma compañía
en un vuelo invisible que me muda.

Me fascina este espacio que encadena
a las densas y puras emociones,
bendiciendo intangibles relaciones
certidumbres de espíritu en patena.

No me importa extasiarme en la agonía,
grafía musical de mi instrumento,
sintiendo la palabra en firmamento
y segura la mente en quien confía.

Es eterno el arrobo con mis cantos
elixir a nostalgias obstinadas,
apurando de la vida sus jornadas
por los bosques del alma sin quebrantos

Elisa en: "El Ruiseñor

1/9/10

Destino de un vuelo

Yo sé que no se todo
el corazón me alienta 
en mi ignorancia y vuela.
... Pero sí sé que sabe
en las señales, fuera;
en el tránsito diario
cuando brilla mi estrella
Yo sé qué me limita 
y marchita a la rosa
a falta de la lluvia,
la voz de sus poemas.


También sé de las hojas
cayendo los otoños,
cómo brota la vida
en cada primavera.
No ignoro de este cielo
que siento en mis latidos
y cómo en lejanías
se sienten ya conmigo.


Conozco mi destino 
por otros horizontes
de noches perfumadas
en vuelo de sus aves;
con plumas que acarician
y brillo en sus miradas.
Yo escucho de la fuente
manar su dulce llanto,
y recojo en sus aguas
los versos de su canto.


Yo sé que no sé nada
y todo me limita,
humildemente pido
perdón por esta cuita;
pero sí sé quien tiene
dominio sobre mi alma
y cada vez me acerca...
el vuelo a su mañana.
.


Elisa en: "El Ruiseñor"

28/8/10

Kenny G & David Benoit - Dont Know Why (De mis vuelos)



El vuelo acostumbrado
lo alientan las estrellas,
vigila por los mares
buscando algunas huellas.
El vuelo que consigo
se posa por las sienes,
buscando su alimento
y así... tú le mantienes.
El vuelo de mis alas
otea por las cumbres,
 la soledad que esconde
mi tiempo y sus costumbres. 
Y lo contemplo absorta
es vuelo aquerenciado,
que sale de mis versos 
en verso enamorado. 


Elisa en: "El ruiseñor"