Estáis y se agradece

Mostrando entradas con la etiqueta Temas de poesía. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Temas de poesía. Mostrar todas las entradas

18/4/15

¿Que me das? (Delirios del alma) -Taller de Letras-

*Juego erótico-Taller de Escritura creativa.

¿Qué me das que no te dé
que por darte te mantenga
dando salud me convenga
a la razón de mi fe?
Sabiendo lo que ya sé
de ese cielo que se aguarda,
si eres ángel de la guarda
o demonio de un sentir,
¡pues debo saber vivir,
de su muerte que acobarda!

Así...caminando voy...
con la mente visionaria,
y luces de candelaria
por lo caminos del hoy.
Si es que no sé ni quién soy...
¿Qué me das, amor inmenso
del gozo que me dispenso,
si hay un silencio sonoro
con mil versos como el oro,
y levitando te pienso?

Poseída de tu sombra
eres resplandor remoto,
reflejo donde me agoto
del cielo que ya te nombra.
¡Ay! ¿Dime si no te asombra?
¡Qué me das dolor eterno
del placebo del averno
por la verdad que callamos,
sin la luz donde miramos,
si ya me agota el invierno!

¿Qué me das que nunca pude
acariciarte y tenerte,
para sentir otra muerte...
pues con pensar no se lude?
¡Mas bien el alma da ardor
yendo a cita consentida
a ese gozo de la vida,
apagando su tormenta,
¡la del cuerpo que contenta,
sintiéndose complacida!


A. Elisa Lattke V


29/4/14

Pre...dominio


En mi cielo de ilusión
nunca subo los peldaños,
ellos llegan por hogaños
por edad de su razón.
Pues la vida con sazón
sabe siempre a su partida
si recurre a 'su guarida'
que la inhibe sufrimiento,
pero aguanta su tormento
al lamerse cada herida.

¡Ay, de ojos ambarinos
conociendo su batalla,
su silencio cuando calla
por iguales los destinos!
Me consuela, son divinos
estratega de mi suerte,
así no frena la muerte
si conoces la maldad;
y aborreces liviandad
de quien defiende al más fuerte.

Basta liberar un alma
de lo vil y despreciable,
de lo insano y deleznable
demostrando mucha calma.
Hueso y carne así se ensalma
como materia caduca,
si se reciente, se educa
con un talante maduro;
si a Dios amas vas seguro
olvidando a quien batuca.

Llevo dentro un come come
por el hambre del deshielo;
ya desgástame este suelo
del que sin Dios no hay quien dome,
conducta de quien recome
al débil y, no lo soy;
digna y flébil ya lo estoy
ante la ajena miseria
siempre ufana en su materia,
mas no importa si me doy.
 Ranita

24/9/13

Como Haikus

Por altas cimas
los pensamientos pierden 
la compostura.

Y se abandonan
por las profundidades
de los abismos.

Traen bandadas
de ideas y hacen nidos
por las laderas.

No temen vientos
de gélidos paisajes
con avalanchas.

Crían anhelos
silbando entre las grietas 
mucha esperanza.

Pero descubren
sueños de libertad.
Palabras mágicas. (alv)

6/10/12

Verde luz



No es cuestión de la luz
y sí de miradas que la llevan.
No es cuestión de querer
porque se ama.
No es cosa de llorar a las estrellas
pensando que el amor sólo se sueña,
por sentirse así ya nada falta.
No hay que añadir experiencias si no sientes
lo que nunca sentirás si no te falta.

Esto es así
y no viven de consejos otras almas.
Palabras de las fuentes de otras sienes
con sus citas y sentencias desbordadas,
si cada ser es oleaje en movimiento
imaginando a su gaviota descifrada.

Hay mucha sed al sol de cada día,
hay mucha hambre adentro de de la ilusión humana.
Vagabundeo esclavo de otros hombres.
Quimeras que se inventan sus estrellas
y se reparten como dulces a los niños
pero es inútil gozar de un simulacro,
despertando a la flor en la hojarasca.
La verdad no se envuelve en celofanes.
ni se calla si predica entre el incienso
con el verso sediento en la mirada.

Elisa

12/9/12

Negra suerte



 Ya sabes que ser sombra me entristece
pegada siempre a un cuerpo por la vida;
sintiendo ser la grieta de una herida
o, el tictac del tiempo que amanece.
Ser eso y mucho más nunca apetece
ni comparar la sombra de añadida,
ser un pretexto de amor en toda huida
confundida entre sombras empobrece.
Mas ellas se desnudan en tus nieblas
para arroparte de las negras noches
de sombras vagando siempre a oscuras.
Y tropezando vas por sus tinieblas,
aguantando que sueltes tus reproches
culpándola de males y amarguras.


alattkeva-10

3/9/12

Besos dibujados


Se complica la vida con un beso
invitando a pensar más de la cuenta,
y sólo fue uno, ¡solo y sin exceso!
Inmóvil, un silencio los repite
haciendo del recuerdo tentaciones,
abrigos para invierno su desquite
Trazando su perfil va dibujando
la trémula sonrisa de un sonrojo
y lo siente un sueño sollozando.
La sonrisa se oculta de sus llantos
y los labios se limpian pensamientos
se saben del amor y sus encantos
pero también se saben ya sedientos.


alattkeva-12

11/8/12

... de política parda (Décimas)

Esa expresión medianera
que explica "largo y tendido",
tiene su fin concebido
para desviar la aceitera
del falto de su agujera...
sin escuchar de qué va
como si llueve maná
y con verlo se contenta,
aunque con sabor a menta...
"cayó porque así se da."

Que lo que venga del cielo
no tiene más importancia
para haragán y vagancia
utilizando su anzuelo;
con engaño y su camelo
viviendo siempre del cuento,
no teniendo otro argumento
que su política parda,
mientras su lana la carda,
carga fama a otro elemento.
 ...
Discernir para juzgar
dando luz sobre renglones,
no es cosa de sinrazones
porque se quiera abusar
del que no sabe pensar;
mas azuza quien no piensa
aplicando tocha mensa
porque nos cree sus iguales,
nos alinea a sus males
por política defensa.

alattkeva-12



7/7/12

"Gusanillo de conciencias"



Si al comerme una fruta en ella hallara
rectando a su gusano por su pulpa,
no soy yo que al verlo tenga culpa
si la escojo por buena y me acechara.
¿Quién me dijo que tendría una tara...?
¿Quién advirtió que fuese la dañada...?
¡Ah, quién la comió antes y esperara
que otro más sin saber, se la zampara!


Abyecto "gusanillo de conciencias"
el fruto de todo mal lo simboliza
como larva asquerosa advenediza,
a quien ve una fruta de apariencias.
Pasa con todo por desconocido
igual pasa en nosotros los humanos...
¡Cómo saber del fruto de unas manos
sin conocer su resto ya podrido!
No siempre larva se hace mariposa
esperando del mismo su alimento,
consiguiendo sus alas y sustento
la larva convertida en otra hermosa.


alattkeva-12

28/6/12

Lágrimas dulces (Cinco...siete...cinco...


Un verde mar
serpentea sobre aguas
deslizándose
por bellas lajas
reflejadas en fondos
de claridades...
¡oh cuánta dicha
ver correr manantiales
por entre juncos!

De esas orillas
en que las ranas croan
acariciantes,
...son los rumores...
del hálito y misterio
que guarda un río,
entre avecillas
buscando su alimento,
sueñan y anidan.

Y por las rocas
reposan aves blancas
vuelan gaviotas.
El mar vainica
hebras largas de plata
sobre sus crestas
...y son sus brillos
de oleajes sensuales
provocadores.


Elisa

31/5/12

Ella en el verso



En suma, todo es hermoso
sea murmullo o silencio,
y la razón de su llama
alentada por el viento.

Va encendida su palabra
provocando dulce aliento,
y revive en quien la escribe
lo que regala por dentro.

La fuerza la lleva ella,
colocada con empeño,
decorando con sonidos,
fonemas y sentimiento.

Razón del alma y compás,
evocación con bagaje,
renacen y se complace
estructura en el mensaje.


alattkeva-12

3/5/12

Poesía con: ERNESTO CORTAZAR - Forget me not



Me sabes...

Me sabes como polen escondido
en ahuecadas corolas que delatan
la imagen que regala el sol vencido,
a la tarde enredada en las retamas.

Me sabes crepúsculo adormecido
en los hombros mullidos de las nubes;
agua fresca aguardando entre tus manos
la sed del beso en horas soñolientas.

Me sabes la vivencia vigilada,
la del estrecho margen de tu tiempo,
desde cumbre poderosa en que miras
la entrega que derrama fiel tormento.

Y me sabes, sí, pródiga a la forma
sin escatimar dádiva que arrasa
al barro modelable de alfarero,
en el regazo de Dios..., ¡la que te ama!


Elisa



1/4/12

¡Ah, hijo, también escribes poesía!


(ORGULLO DE MADRE)



"Naturaleza, Literatura y el Arboreto Luis Ceballos



A mil trescientos metros nos hallamos,
estar a mucha altura nos parece,
ladera de solana favorece
que lleguen las encinas que observamos.

En potencia es esta zona un melojar,
A partir de esta altitud el roble crece,
verás que algún melojo sí aparece
rebrotando con gran fuerza entre el pinar.

No olvides lo que dice este soneto
que describe potencial vegetación,
albergue natural del Arboreto.

No te fíes del pinar que es la visión,
recuerda que este lar sería seto
de encinar y melojar en transición.
--
Este soneto lo escribí hace doce años en la introducción del libro Árboles del Arboreto Luis Ceballos. Soy naturalista de vocación y botánico de profesión, si bien mi tarea se desarrolla en torno a la educación ambiental como coordinador del Arboreto Luis Ceballos, una colección de árboles y arbustos autóctonos de España, dependiente de la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio de la Comunidad de Madrid. Más tardía es mi afición a las letras. Hace tiempo descubrí lo interesante y divertido que era compaginar ambos saberes. Así, cada vez que leo algo —sobre todo de literatura—, pongo atención a las menciones que se hacen sobre la flora. De esta manera fui elaborando una base de datos con todas las citas de las especies vegetales que me encontraba, e hice especial hincapié en los árboles, que es mi especialidad. Esta tarea, que inicié por puro divertimento, ahora se ha convertido en un afecto más del que me siento un humilde seguidor.

Así, por ejemplo, el también botánico Enrique Loriente Escalada hizo una deliciosa recopilación antológica de poesía y prosa dedicada a los árboles en su obra El árbol en la poesía castellana, en la que aparecían las obras de más de 60 autores. El químico y farmacéutico Carlos López Bustos es uno de los más prolíficos: Clima, paisaje y naturaleza en la obra de Gabriel y Galán, La naturaleza en la obra de Antonio Machado, La naturaleza en la obra de Juan Ramón Jiménez, La naturaleza en la obra de Enrique de Mesa, La naturaleza en la obra de Gabriel Miró, Un madrileño recuerda La Mancha… Por otro lado, la ingeniera de montes Mar Miranda hizo una recopilación de la cultura popular sobre los árboles en Refranes y dichos de los árboles. Y quizá, por motivos laborales y afectivos, me parece especialmente entrañable la obra del también ingeniero de montes Luis Ceballos y Fernández de Córdoba, cuyo discurso de ingreso en la Real Academia Española de la Lengua fue laFlora del Quijote, es decir, una descripción de las especies vegetales que aparecen mencionadas en la famosa novela. Hace doce años tampoco me pude resistir y en aquel libro de árboles también le dediqué un soneto a D. Luis. Helo aquí:

A este lado del Abantos puedes ver
Rincones arbolados de paseo.
Bienvenido: sea nuestro deseo
Ofrecerte esta para de placer.
Recuerda si quieres estos consejos:
Estimula tus sentidos y siente,
Tómate tiempo y relaja la mente,
Observa el paisaje y mira a lo lejos.
Pues tu visita a este sitio arbolado
que a don LUIS CEBALLOS este arboreto
fue en su centenario consagrado,
también se le dedicó este soneto,
merecido homenaje a su pasado
y al trabajo, que al día fue su reto."

Felipe Castilla Lattke
Director del Área de Publicaciones
felipec@inatur.es

2/3/12

Vida rural


Con las sombras bajando por los montes,
van saltando entre rocas y peñascos
los rebecos buscando por remontes,
un refugio sin vientos y chubascos

Por laderas cruzando matorrales
se protegen perdices de los fríos;
los venados se esconden bajo hayales
temerosos de un trueno en desafíos.

Los pastores recogen en apriscos
el ganado de ovejas y corderos;
los protegen de todos los ventiscos
olfateando aromas de calderos.

Es noche de descansos merecidos
y lo saben sus mujeres hacendosas;
para dar a comer a sus maridos
sus recetas con viandas deliciosas.

Termina la jornada muy cansados...
¡Y se pone a parir alguna potra,
se alegra el caserío, hay laborío
y un caballo relincha junto a otra!


Elisa

24/6/11

Nightingale - sound of nature (Poema oscuro)


Este tiempo de ausencia se equilibra en el mío,
en la pausa de un sueño con el canto a la vida;
pero un temor desalienta envolviendo al destino
cuando pasan las sombras en la tarde tranquila. (alv-10)




He llegado desde el otro lado...
Desvanece mi mañana en los cristales
donde antes fue de luz y de alegría,
germinan las almas en la sustancia
del que sabe a quien le pertenecen
y les echa abono de amor sin preguntas.

El silencio de este mundo es elocuente y oscuro.
Prueba a su simiente en sus anales
y por espacios que no nos pertenecen, las siembra
poniendo carne al tiempo de memorias
y a sus secretos por todo lo vivido,
pero olvida pasar 'el borrador'.

Debiste recordar mi regreso
cuando pedías un ave blanca en tu alfeizar...
Levanté el vuelo y me hallé en la estación vacía
pero llena de amor y con tu angustia de siempre.
Sabes que venía de ponerme un cuerpo
como el que se cambia de traje;
tardé, sí, tardé, ¡porque no era el mío!,
hasta que pude mirarme en mi espejo.

Entonces, se sufren otras muertes,
repitiendo otras jugadas sin perderte ninguna;
se ve aún que el tejido aguanta refriegas
que da para más vueltas del revés con sus zurcidos,
por eso duele más el llanto del recuerdo
y piensas, si valió la pena la vuelta...

Dame alma mía 'mi pésher'
la prueba de otros tiempos.
Retómame en el movimiento
porque es posible que todavía no sea ésta la estación,
si cuando he llegado las alas no eran mías...
al haber probado la fuerza de otros vientos.

Interprétame... ¿Lo eran?...
Debo saber leer en mis renglones interiores
y en los surcos de mis manos,
en las miradas que hablan,
los silencios que presiento
y gemidos sin lágrimas
pero más, en lo que moja mis labios
Es salobre su sabor mirando unas retinas...
¡Oh, de esas señales inequívocas de otoño!

El que vuelve busca en el oleaje de su tiempo
y hállese en la alegría de su historia.
¡No hay otra mejor y más bella
que comulgue con el nácar de cualquier sonrisa!

Desde el otro lado, la vida es un pasar...
Sí, todo está medido hasta en 'el traje'
al que se adapta y ajusta la existencia.
¡Ah, pero que no me quiten tu sonrisa de mis ojos!


Elisa en: "Don Anselmo"

14/6/11

Só o Amor ( Only Love) - Richard Clayderman Y un poema



...Esas rosas

Serán pocas las rosas que regale
llevándome a las puertas de tu cielo
y se aparten las sombras de ese suelo
con la luz de mirada que te halague

Las únicas que tengo para darte
y las sientas en ti dando su aroma
como si fuese yo la que se asoma
sonriéndole a la vida por amarte.

Son rosas cultivadas con cariño
dejándolas en ti para mi gozo
que despierten pasión y algún sollozo,
por saber de la espina que me ciño.

Así es la realidad ingrata
obsequiando a todos sus pesares,
y los hay que se los traen a pares
pero yo, te regalo serenata.

Elisa

Alambicando el sentimiento


Castígame un enjambre de pasiones,
poseída de amor en este suelo
y rebusco en el néctar de otro cielo,
el panal donde laten corazones. 

Es mi bálsamo untura de armonía
que me regala al sol miles de espigas,
contentas de servir de mies o migas
al Amor creador de poesía.

Sustancia de trocitos sensitivos 
a las aves que acuden a su mesa,
y alimento del ser cuando nos besa 
... y arroba silabeo a sus cautivos.

No contenta pensando lo que siento
con mi celo de ardor que me persigue,
le dejo un reflejo a quien me sigue
por la estrofa que entiende el sentimiento.

Mi lenguaje lo busco y lo alambico
con alma de poeta si me lleva
a conseguir que fluya en cada prueba,
levitando extasiada, versifico. 
...
Me bebo este milagro de la vida,
la prueba de su vino en el lagar...
Le regalo mis versos de bebida
y esta estrofa que pudo naufragar. 


Elisa

5/5/11

Ruego

¡Quédate aquí amor junto a mis hojas
de hojarasca lloronas de rocío,
déjame lleno el búcaro de rosas
y unas palabras por si acaso olvido;
regálame sonrisas matutinas
dividiendo tu tiempo junto al mío,
describe atardeceres que has amado
y al horizonte, mi alma de navío!

Elisa 

3/5/11

Décimas para una estrella


Yo soy del austero mundo
donde se pide cobijo
aunque deje el entresijo
con mi cantar moribundo.

Si lo doy meditabundo
y he de soñar con la dicha
para sentirme redicha,
por repetir argumento
siendo fiel a mi sustento
que tanto a mí me encapricha.
...
Porque no hay otra cosa
si dando Amor se alimenta
y no saben lo que asienta,
y es comida bien valiosa...

Quizá de Oriente, una rosa
o, una perla de El Caribe;
y la libélula que libe
a orquídea de altas cumbres,
donde calientan las lumbres
de mi estrella a mi declive...
...
Sabe ella capear viento
y me lleva a sus confines
trayendo sus querubines
el consuelo de su aliento.

Entre remanso de acento
cálido fulgor de noche,
irisando como un broche
mi taciturna vereda
donde sé que ella me espera
y al verso con su reproche.

Elisa en: "Don Anselmo"