Estáis y se agradece

Mostrando entradas con la etiqueta Reflexiones - Sentimientos sin silencios. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Reflexiones - Sentimientos sin silencios. Mostrar todas las entradas

15/3/16

A mi madre (26/3/1914/ - 15/3/2007)

Foto: Z. Rosa Valencia M. (1934)
He querido cerrar alguna puerta
y volar a través de mi ventana;
recorrer el pasado hacia el presente,
sin olvido del ayer, si hay un mañana...

He querido ser ave que va alerta,
navegando con viento a tramontana;
remontar en el aire los caminos
y feliz recorrerlos de baquiana.

Pero pienso, que hoy, tengo un recuerdo
que me lleva a otro cielo que me llena;
donde vive el amor que dio a mi vida
la alegría de ser alma serena.




Y por tener 'la rosa' más querida
y la madre con nombre de una bella,
que dejara a 'su rana' sin su risa
por volver al hogar de las estrellas.

Hoy la siento en mi alma de visita
como todos los día que la pienso,
es por eso que le hice este poema

másAustrali
_***_

A ella...
(la dueña de mis días)


En el junco florecido
con mi luna enamorada,
por los mares y los ríos
he buscada su morada.
Por peñascos en alturas
y en breñales de caminos,
en la bruma de los valles
por las granjas sin olvidos.
Ya no encuentro paz en mí
sin la ruana y la alpargata,
ni en vallados de las sendas
donde cantan las cigarras.
Te recuerdo en tu caballo
el peceño que tú amabas,
desbocado por los montes,
de amazona lo montabas.
¡Qué ha pasado con la vida,
que tristeza la acompaña,
se ha acabado aquél café
aromando siempre al alba!
Esos duendes de caminos
de sombrero de ala ancha
y los rudos campesinos
y las indias de la enagua.
¿Dime estrella de los mares
dónde has visto una sirena
que danzase entre las olas
y durmiese entre galernas?
Son los mares su reposo
que tejieron muchas algas
con las perlas y la espuma
y la arena de las playas.
La he perdido en otro cielo
donde nunca habrán tormentas,
sólo llueven rosas rojas
para hacerle sus diademas.
Por los juncos florecidos
ya no vuelven esas ranas
a los lagos de sus ojos 
de brillantes esmeraldas.


Su hija


alattkeva

22/1/16

Estado

Dibujo original con grafitos de: alattkeva
(Soy yo en el árbol donde estudiaba)
Me siento por penachos de montaña,
recogida en la esencia, levitando;
en alas del arrullo que no engaña
al tiempo que me pierde y voy amando.
Soy eso que pretendo por renglones,
un bálsamo de versos de mi fuente,
la sílaba en cadencia de pasiones
que mana de mi ser, siendo la fuente.
¡Que nadie me señale con su dedo,
por ser de mi chistera dulce magia;
pues Dios no se inventa en un remedo,
ni admite ser engaño si se plagia!
...
Me siento en las cumbres de mi nada
despierta ante la fiel naturaleza,
la amante del amor en su morada,
la sierva del Señor y su belleza.
La parte del crepúsculo fundido...
La brizna de una chispa acrisolada...
Un cúmulo brillante y, abducido
y en rachas de los vientos, voy soplada.
Me encanta este embeleso del adentro
en vuelos de palabras acertadas;
ser yo, protagonista de mi centro
y el alma del no- tiempo, desdoblada.
¡Que nadie me señale con su dedo,por ser de mi chistera dulce magia;pues Dios no se inventa en un remedo,ni admite ser engaño si se plagia!

alattkeva

25/2/15

Prontuario del alma




Para sentirte, yo aspiro
música de nota andante,
melodía caminante
enredada en un suspiro.
Para quererte ya miro
en los ojos de una fuente
y busco por la corriente
de los caminos del alma;
y a tu lado voy en calma
como la luna creciente.


Pues para sentir la vida
no necesito vivir
si con ella va el sufrir
acrecentando su herida.
Es muy clara la embestida
del tiempo que la delata,
cuando al amar es errata
en un mundo que enajena,
produciendo tanta pena
que por sentir ya nos mata.


*Ranita Azul*