Estáis y se agradece

Mostrando entradas con la etiqueta De mi escribanía. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta De mi escribanía. Mostrar todas las entradas

17/10/15

Recelo

Me da tristeza la duda
cuando calla su recelo.
No mira bajo su cielo,
que la honradez es tozuda.




Sobre la marcha me aplico
una lección de humildad,
para tentar la Verdad,
cuanto escribo, lo alambico.

Quiero probar su acerico
en mi estima por si dudo,
si lo siento no lo aludo
porque creo, y bien se sabe,
que me tomo su jarabe
y hasta me enseño desnudo.




19/9/13

Licencia (Entrada y salida)

* "El significado celta del roble incluye atributos tales como: "Duir" (puerta), vida, fuerza, sabiduría, nobleza, familia, lealtad, poder, longevidad, patrimonio y honra."
 

"¿Has visto al empedernido día que no termina nunca de desaparecer en sus ocasos, por estar enseñando su atrevida desnudez luminosa y certero reflejo sobre las aguas?"
              -¡Sí, lo he visto y estoy alucinando mientras permanezco aquí tendida bajo el roble,  al lado del lago de la misma forma como él mismo lo hace...¡Sobre el filo de las cumbres! ¡Quién diría que es más de lo mismo! …Él allí, nosotros aquí y tú sin ser del todo, dentro de mi imaginación, ¿qué cosas, no? 
Como, ¨tres personas distintas y un solo Dios verdadero.”
 -Sí, pero se le ve satisfecho en su cómodo bienestar regido por su naturaleza, perfectamente cronometrado y satisfecho de haber dado a la existencia todo lo que la completa, una esperanza más para sentir la vida, pero son pocos los que la palpan en ese sentido lo que sabemos.
 "¡Es para percibir o imaginar la pequeñez de lo que somos pero  casi nadie se ocupa de ello, ah, me refiero al hombre corriente incluidos los políticos, todos ocupados en las cosas del mundo. Cómo nos permite dilucidar las cosas -me pregunto-  grandes o inmensamente inconmensurables hasta las más pequeñas por donde pasamos cuando queremos. Sí, pensar para sentir su presencia dentro de nosotros ya no nos cuesta como antes y menos la dicha de estar juntos con todo los sentidos agradeciendo el momento en uno solo. Pero no es siempre así, es algo como que no nos correspondiera,  como si fuese parte de un decorado de este mundo que no termina de gustarnos, como algo aparte y ajeno a la misma naturaleza que lo reconoce y nos ve tal como se debería identificar con ella. pero esta gran suerte de estar aquí mismo presenciando su estallido de luz con el que se despide cada día, nos basta y comprender su lenguaje es cómo consigue que termine sus tardes bien complacido. Es parte y prolongación de un bellísimo misterio, como tú y yo, pero pendientes del maravilloso espectáculo que se nos ofrece por nada y, sin dejar de sorprendernos nunca de tanta maravilla. Estando aquí y allá a la vez, se siente que vibramos al unísono. ¿Se entenderá esa prolongación del Yo único en el de todos?"
                 -¿Te recuerdas cuando aún no eras del mundo en el que estamos y yo sí? ...Estaba contigo pero tenías temor de llegar a la Vida después de haberte  ido de ella tantas veces dejándome y, ella, desearte sabiendo que eras lo mejor del amor por ser quien eras mientras te formabas en un vientre de mujer.
"¡Sí, qué feliz me siento ahora que te reconozco y veo acá contigo de nuevo esto que me esperaba, soy tan feliz que no podría pagarte la dicha que encuentro  a u lado aunque viniese de nuevo millones de veces a la Vida, mientras tú estás conmigo y abrazándome, enmudeces!
                   -Lo sé, por eso te traje aquí donde el corazón sabe lo que tu espíritu debe sentir y contarme porqué tengo que volver una vez más y no quedarme para siempre entre los hombres. El roble es el único árbol que hay a este lado del Universo y no puede existir otro igual, aunque todos los que conoces sí existen en el resto. Es nuestro secreto. Cuando se extinga en la tierra tú serás parte de su semilla. Ahora sabes lo que significa ser y estar y donde se siente la vida individual mientras no sirves al Creador porque estamos en la de todos. Mañana quizá seas el único que está a este lado y nadie sabe que existes en otros lados hasta que vuelvas a retomar su espíritu... Sólo yo te haré siempre compañía.  
"Intuir no es lo mismo que aseverar lo que sé, porque no es tangible la demostración pero sí sé  ahora porqué me lo dices. Ha llegado el tiempo en que la raíz crece en nuestro interior y sé que ya soy esa simiente espiritual, ¡gracias por esta visión de lo que aún está por reconocerse en  mi existencia. Pero no me olvidaré de abrazar al primer roble que vea al volver de nuevo,  porque sé que aunque acaben con una parte de lo que nos regala la Creación alguien se ocupa de llevarlo al jardín de los sueños conmigo!"
 -Nadie cree en ello pero está y sigue entre todos nosotros, no lo dudes, nunca debes olvidar 'la puerta' que te lleva, basta sólo con abrazarlo y besar su corteza para fundirte en su memoria. El te dará todo lo que necesitas: lee tu mente porque es también parte de esa trilogía divina.

¡Mira, mira, también desaparece con nosotros! ...¡No, Él, es nosotros!

  A. Elisa Lattke V.

23/12/12

El botín de las edades (surrealista)




Entre los escombros de los fracasos se pasea la pesadumbre que se olvidó de la geografía de los cuerpos, mientras los iba acumulando contra el rincón de la esperanza.
Allí se encontró por casualidad un montón de almas buscando entre los pedazos rotos, lo poco que quedaba de sus sueños, de lo que ya fueron en vida con sus cuerpos como traje; desahuciados posiblemente por impago de "las preferentes" de todas las edades, porque muchos fueron engañados "y se apuntaron por su cuenta y riesgo a una estafa de los bancos por ignorantes"; "pues...porque la Ilusión fue mala consejera en esos tiempos y se aprovecharon otros más listos del dinero ahorrado, por falta de luces"... - Eso opinaba el presidente de gobierno convencido que llevaba la razón. ¿Tantos años para esto, todo conseguido con honradez pero con mucho sacrificio? ... ¡Hombre, no sea Ud., cruel  y defienda a los pobres que no saben de finanzas ni de sus amiguitos ricos que saben invertir en bolsa y se llevan dinero a los "Paraísos fiscales"...! ¡Qué saben ellos de esos chorizos si les quitan lo suyo, gastándose lo ajeno, adjudicándose como premio primas y subvenciones millonarias para esos altos cargos y jefes, regalándose viajes, pisos y autos de alta gama y más que hicieron con lo que no les pertenecía los muy malditos y usureros!"... "¡Se llevaron todos los dineros del ordeño de las vacas, de las cosechas y frutos de las huertas, el dinero de las cartillas de los ahorro de los hijos y los nietos, todo lo conseguido en años de sufrimiento pensando en el mañana de los rapaciños; y mucho trabajo invertido a cambio de promesas falsas!"...
 Esto decían los aldeanos a la puerta de "un banco de mentiras" vociferando indignados los hombres en contra de los banqueros y sus empleados aleccionados para robarles. Sus mujeres lloraban con un cartel en la mano donde los insultaban. Y como todos se habían apuntado al paro al ver lo que les había pasado,  ¡los cogió la desgracia de la pobreza allí mismo en la cola del INEM, los pilló la crisis y la subida de impuestos sin poder hacer nada y con el piso aún hipotecado y el gobierno insultándolos por come mierdas!
Según el presidente de gobierno "que es el que opina y el que dice la verdad y no les miente a los españoles y lo da todo por cierto" -si el chisme le llega de algún consejero que para eso le pagan y debe repetirlo como loro-, opina que: "se piensa o se cree que gastaban los dineros por encima de las posibilidades en cosas inútiles y caprichos que nunca habían tenido, como un televisor de plasma, un tractor nuevo y hasta una yunta de bueyes y hasta algunos que se apuntaron a un viaje del "INSERSO" para conocer Tierra Santa, porque desde que se casaron no habían disfrutado de una salida a ningún lado"...  "Y encima dicen que les hicieron un favor,  pues antes de que lo perdieran todo, los hombres de traje de buen paño, camisa y corbata, maletín negro, les ofrecieron grandes beneficios"... "pero que la crisis y el anterior gobierno es el culpable"...
Así que, en aquél gran montón de escombrera humana que ya no tienen donde caerse muerta ni las almas de esos desesperados con sus vidas rotas por la miseria, cada cuerpo que le correspondía a cada alma se hallaba mezclado con la de otros cuerpos como principio de solidaridad, porque hay que estar unidos unos con otros ante el fracaso económico de sus vidas, como en una fosa común después de un disparo en la nuca; pero como no acertaban a encontrar el propio cuerpo  al final conseguían que la pesadumbre se incorporara al juego del "veo veo y el qué ves...",  ayudándolas a  armar el puzle de su geografía humana, esparcido entre tantos sinsabores acumulados y las ganas de comer que nunca faltan ni en las calamidades, pues aguzan los intestinos  más que nunca. Algunas ya pensaban pertenecer a "La Santa Compaña" por hacer algo... y les ofrecían un trabajo nocturno...
Apenas  terminaron con el asunto y totalmente recuperadas de  cuerpo y alma sintieron alivio por las promesas que les hicieron de nuevo. Pero una ráfaga de nuevos impuestos las descolocó y fueron a parar ante un rimero de dudas por culpa de las deudas acumuladas. Ahora anda la incertidumbre de nuevo jugándose el tipo entre las ilusiones desesperadas de sus dueños,  invirtiendo en la lotería y otros juegos de azar y algún listo en La Bolsa, lo que no la pertenece, pero ella sigue el ejemplo de lo que ve con tal de convertir céntimos en eurillos... ¡Quién puede confiar en la incertidumbre! Pero será que es mejor que el desengaño.
Lo bueno de todo esto es que  no despintan ojo los explotadores de nuevos ilusos y fracasados. Una compañía privada de recogida de basura orgánica que ha salido de la nada, se ha encargado de hacer doble negocio vendiendo el botín de cuerpos desesperados a la baja sacándolos de 'la  escombrera' de su miseria física y haciéndolo nada menos que para ofrecerlos por lotes a un banco de órganos y reciclado de todo tipo; eso sí, "para gente pudiente con deseos de cambiarse lo estropeado" a precio de feria. La demanda  tienta a tanto cuerpo sumido en la tristeza y la desesperanza que no les importa quedarse sin ojos, riñones, cojos o mancos..., lo de menos es que sean parados extranjeros o españoles; si son moros los compran a dos por uno y encima regalan otro, así que  todos los extranjeros han salido corriendo para no caer en la tentación. Tampoco importa la religión o la política y si son de izquierda o demócratas de toda la vida, se trata de "que tengan el cuerpo sano y bien cuidado y esté en buen uso" Lo de menos es el color de la piel porque está en alza la de color negro para ahorrarse lo de tomar el sol en la playa. El negocio ha tenido éxito entre los ricos con mermas físicas y en total decadencia por enfermedades o abuso de 'su buena salud' en todos los sentidos, "dándole como a violín prestado al cuerpo". Ya el Rey se ha adelantado y ha comprado dos rodillas jóvenes en muy buen estado para un nuevo trasplante, por si vuelve a caerse. 
Todos los días desfilan almas sin cuerpos hacia la nada porque estando en el paro y sin poder tener para comer, van vendiendo sus órganos al mejor postor con tal de alimentar la esperanza de los más jóvenes llenándolos igualmente de promesas.
 Las pobres almas no saben qué hacer con las ganas de vivir ni dónde ir a medida que pierden actividad sin órganos vitales, porque también hipotecaron 'su banco de memoria' y no saben cómo volver; temen que les llegue el desahucio judicial sin saber cómo caerse ni dónde sin su dueño muerto. Los científicos están estudiando cómo aprovechar toda su energía guardada y crear otra compañía que genere electricidad orgánica con lo que queda de sus desperdicios para no perder dinero. Ya no existen cementerios porque se mantiene los cuerpos artificialmente almacenados hasta que se utilizan sus partes vivas. Así que cada vez hay menos pobres por las calles, tampoco se ven chabolas ni pisos sociales y abundan los nuevos ricos en mansiones maravillosas, atendidos por  los pocos pobres  que se han salvado de morir a cambio de conservarlos útiles para todas las necesidades que se les ocurran, demandados por la clase privilegiada. La campaña de esterilización ha conseguido que no hayan tantos nacimientos entre los infelices y menesterosos de toda la vida y así controlar la superpoblación de nacimientos; con lo cual la expansión demográfica  ha ido mermando la inútil masa que siempre protestaba, "¡esa pobre humanidad desesperada que se convertía en horda y amenazaba al "Estado del Bienestar", "proletariado morralla que se alimentaba de inopia mental". Se calcula que en el término de diez años se habrá erradicado totalmente para siempre la pobreza  y conseguido por fin una sociedad uniforme, perfecta, que jamás  vaya a huelgas o reclame a la autoridad competente ganando en progreso y bienestar y tampoco habrá oposición. 

Ranita

9/12/12

El arte de ser fiel a sí mismo (Relato surrealista)



Andaba yo entre brumas con la mente de trovera con el tiempo vistiendo calcetines verdes, pensando que traen más suerte y creyéndome que también habían mariposas sapo...

Pero en ese anacronismo de lo humano se sientan las Nadas todos los días a debatir sobre cómo se desdobla la cordura y nos engaña... Así que cuando supe lo que estaba pasando me dio por cantar eso de... ¡Parece verdad, parece mentira!... Y las avecillas a coro me contestaron: ¡Pareces pendeja!...

Vacuos son algunos sueños y bastante locos si te pican los mosquitos en los morros, aunque aún son peores aquellos de quienes comen ajos y encima les huele el aliento... Pero, el Azar, que es así de malévolo, porque nada hace cada día, insulta. Resulta sorprendente cuando nos manda al carajo sin mediar palabra que pudiesen ofenderle  Pero eso sí aparece donde le da la gana y no deja de hacer sus gracias al tumulto que le sigue entusiasmado y que grita: ¡Crucifixión, crucifixión! ...

Yo, que aún estoy convaleciente con la última 'diáspora forera'... y sin "Muro de lamentaciones", un subforo que me habían dado de regalo, lo devolví, para complacer a los comentaristas políticos por esos lados y otras cosas del mundo; tuve que buscar refugio en mi interior porque abusaron de mi registro y el Silencio que lo sabe, se calló por salvar su dignidad. Como soy así... me dejé la puerta del corazón abierta... por confiada.

El Azar en su locura nunca da explicaciones, calla hasta que revienta; para entonces ya es tarde porque ha estampillado todo lo bueno contra el muro y se cree que lleva todas las de ganar porque tiene razón, pues quien no se lo espera lo ve como lo que llega y se va por donde vino... ¡a tomar por el saco! (Es decir: ¡Sin saber lo qué acaban de leer que no hay quien lo entienda! ...Yo sí.)

Seguro que ni se enteran de qué hablo, y si se lo cuenta al Tiento y el Azar lo sabe... sabrán que permanecerán en silencio, lamentando que se equivocaron con la pobre rana, les dará más pena. Lo bueno es que me ha pasado en otro sitio y no aquí. En esos foros de todo dios.

El Azar se inventa a sí mismo y ni se entera, el Ego lo tiene del tamaño del ombligo de un político. Suele pensar que son los demás los culpables de sus males y se los procuran, sorprendiendo a los inocentes antes de que lo pillen de nuevo con dos piedras en la mano porque es muy descarado.

Traba y destraba su lengua y cuando llega Navidad... ¡Dale que dale al pandero! Pero nos recuerda el tiempo que le espera porque siempre se cree joven y manda al carajo a todo bicho viviente sin mediar palabras que sean malsonantes de nuestra parte. Ofende y se despacha a gusto el asqueroso

El Azar dice todo lo que piensa con métrica o sin ella lo masculle y al final se lo cree, que hace gárgaras con las palabras y vomita versos, pero escoge a su gente que lo aplaude. Siempre cuenta quien le cuente lo que le contaron que otro dijo.... Debe estar celoso del amor de una rana y de la luna que la inspira. Se inventó su historia de zahorí... y, aunque no halle el agua de la fuente que le va a quitar la sed... se bebe el viento con el cuento que le llevaron. ¡Me da pena pero del Azar no me enamoré y eso lo ha puesto de mal humor. Seguro.

Por eso prefiero ser tambor sordo que aunque le den, ni sabe si está roto. Pero como todo en la vida se conoce, resulta que el Tiento ya supo lo que le contaron. ¡Qué lástima es el Arte de ser fiel a sí mismo sin que una brisa cotilla vaya al otro lado de la orilla contando por ahí...lo que cree que sabe!

¡Qué bochorno! Todos se enteraron de lo que pasaba. Hasta "El Arte de vivir" que es bien largo y de siglos... -Eso sí, si nadie lo interrumpe-.

Saber de deslealtades y sinsabores que no se pintan con pincel y sí con la lengua sobre la piel humana, tatuándola, es muy duro. Así que no me extraña que pierda plumas el "¡Ave César!" hasta dentro del armario. Y, ni aún así, el Arte que es bien inocente de lo que pasa a otros, se da por enterado. El, es como lo parió la naturaleza del mundo: Hijo de un Dios Creador que no conoció mujer y ni tan siquiera a su madre, pero si se la mientan no se puede aguantar y se convierte en atrevido y surrealista,  ¡mandando a todos al carajo!



Ranita
_________________
Las ranas saben, los hombres piensan, el aire lleva, los sueños quedan; mas un silencio todo lo encierra. (Elisa Lattke-09) 


7/10/12

Luna biche


"El que dice la verdad permanece para siempre en un corazón,
pero el mentiroso, sólo un instante." (Refranero)


Para llegar a la última fase lunar sólo necesitas un beso en la nariz de un gato blanco.


Tú, que me miras y me intuyes positiva, "un ángel más". Sé lo que ves y cómo los ojos del amor traen al circunloquio, porque de esto se trata cuando la vida se puede llevar cada día dentro y en un puño; sólo que los puños se pueden cerrar dentro de los bolsillos mientras se camina por este mundo con los dientes apretados, con la mirada perdida y el desprecio hacia lo negativo que se ha reflejado en todo lo que duele o hace daño, pero nunca se hablado de ello y es el silencio quien lo especula.
¡Ah, si esos puños cerrados se dejaran caer de vez en cuando sobre ciertas cosas que se rechazan! Nuestro corazón dejaría de sufrir por algunos semejantes y no como ocurre, sobre la dureza de otras que nos rompen las manos o los nudillos haciéndonos más daño, porque hay que permanecer en silencio. Nos guardamos la rabia que llevamos porque es la forma de protestar ante el dolor moral mucho más que el físico, ante quienes no nos entienden por no sentarse a meditar sobre su realidad física y de una vez escuchen o, por lo menos sepan que se han equivocado al no reconocer lo que se da o se les ofrecía en cada momento.

Conocemos ciertos dolores del periplo del alma en cada cuerpo que necesita aprender también de la dureza de los corazones en el mundo físico. Que perciba de una vez qué lleva a la cercanía y a lo que no se comprende porque aún falta otro crecimiento que no llegará a entender, porque no creen que se miran en su espejo, porque circunnavegamos espiritualmente en este vehículo temporal y eso parece que se olvida a menudo si hay soberbia; pero intuyes que también sabes algo que no consigues comprender del todo y es lo único que invita a frenar ciertas cosas  de nuestro ánimo cansado, evitando que pase algo peor. Sabes de las sombras pero también de la luz.

 Hallarse en el camino  entre tantos no profesos resulta como mirar un crepúsculo desde la lejanía y pensar que es bellísimo, por no implicarse más que con la mirada. Otros se dejan los sentidos y la mayoría, pasa del mismo por la costumbre de saber que cada tarde soleada los tiene; otra cosa es estar dentro del mismo y formar parte de su celajes, de sus tonos, del perfil iluminado de sus montañas y sentirse el mismo sol  en el tiempo que dura su claridad. Pero en este caso es como  estar en los otros, estar en el semejante cuando declina una fase de su existencia.

Lo has pasado por alto así como lo cuento, pero no te culpo, es que yo he llegado tarde a todo.
El Amor siempre llega a última hora. El verdadero. Aquí no se trata de  religiosidad, de fe o sus doctrinas que son sólo del mundo del mundo y explicadas por hombres, nuestros semejantes, pero comprendidas igualmente por los demás a su manera. Hay muchas limitaciones que entorpecen la vida. Aquí se trata de otra realidad diferente en otro nivel espiritual que es lo difícil de entender porque "sólo tocando se entiende" nos recuerdan y siempre no es así; pero tú y yo sabemos que a lo largo de la memoria o de la energía viva del alma, ella conoce y sabe, intuye y no teme, es sólo un resultado de su propia evolución y conmina al cuerpo a su lucha, búsqueda, conocimiento. lo que ha traído consigo.

 Porque la vida supone siempre una experiencia nueva, como si se tratara de una estantería a la que no puedes llegar porque eres aún un niño y su altura no permite coger lo que desea, pero sabe que allí han dejado algo que quiere saber cómo es o probar, que deseas percibir con alguno de sus sentidos y utiliza todos para llegar a lo prohibido o lo que ofrece dificultad. Es la única manera de conseguirlo y el último sentido que se satisface es el que administra el resultado de lo que espera.

Vamos a ver si sabes de qué te estoy hablando porque otros no llegan con tanta facilidad a percatarse del silencio y porqué este habla si sabemos escuchar u observar alrededor, pensando en la estantería y el objeto que está encima. El es inalcanzable para quienes se hacen preguntas sin guía, pero puede ser una tentación para quien desea mover algún objeto que está en lo alto de una estantería o, a veces apartado en algún rincón de una de sus baldas y más al alcance de un curioso niño... Se se trata de los niveles de altura, una altura mental o espiritual, no física; sólo falta algo más donde erguirse seguro unos centímetros más para alcanzar lo deseado, pero con la bendita curiosidad e inocencia de los niños. Pero tú bien sabes que para esa magia hay que resolverse por dentro, crecer para extraer el más puro espíritu de una etapa dormida de la  infancia que llevamos todos. Es lo que necesitamos. Y es la fe en los momentos precisos que consigue que lo entendamos. Utilizar ese 'traje de inocencia' en los apuros, el deseo que satisface su curiosidad, su mirada intuitiva sin temor por lo que pueda pasar es lo importante si la curiosidad se razona.  No son los hechos los malos, es el resultado si no se sabe utilizar correctamente. De esto se trata, el único recurso que se manifiesta es básico si hemos sacrificado amor a cambio de un dolor que no nos merecíamos y es por eso que nos lo ganamos; y por el camino de tanto absurdo tenemos que ganarnos los trocitos de felicidad que nos ayudan a terminar el tiempo del ahora. Recogerlos desde una mirada es ganarnos un poco el cielo para construir con ellos, como haciendo un puzle se consigue la solución o la verdad completa.

Ahora ya sabes en qué línea paralela sacude el tiempo a las almas estremeciéndolas. Recuerda qué sentiste hace tiempo. Porque eso que temes sólo forma parte de este mundo y necesitas alzarte sobre tu interior para poder alcanzar el objeto de 'la estantería' sin tener miedo, sin 'horrorizarte' por si pierdes el equilibrio que te distingue cayendo, además, porque no deseas que esto pase. El amor de un alma no necesita nada vinculado a ese mundo en el que nos movemos. Ella  sólo ha venido a protegerte.

Ah, no te sorprendas todo tiene su tiempo para una  luna sin madurar que cuando sale a iluminar se da cuenta que ha perdido su luz, porque todo lo que ve no puede iluminarlo por temor a lo que se refleja... Por eso teme a las sombras. Sólo debes pensar que en tu infinita lejanía las ranas azules siguen croando para guiarlas y dejarse ver en el fondo de una charca, tiene un significado para que una "luna biche" se encuentre a gusto en sus fases siguientes, por eso que no entiende del todo los caminos trazados en las estrellas a través de los esteros.

No digas que no estuve aquí para que abrieras los ojos. Las almas saben reconocerse cuando sacuden sus alas antes de cada vuelo. Las palabras sólo son las plumas que van perdiendo de ellas  para enseñar el camino. Hilos de luz.


A. Elisa Lattke V

10/9/12

El verbo en cada arquero


En defensa de las buenas maneras en estos medios


Me adentro en el corazón
que sabe porque conoce,
aquél que siente mi goce
leyéndome en devoción.
Sé aprende una lección
de paso por este mundo
observando en lo profundo
lo que flota en recipiente;
no es fácil ser indulgente
con el que cambia un segundo.

Por eso siempre aconsejo
que observemos 'la canana',
por ser "Julano o Mengana"
si aún no llegas a viejo.
Que nadie tiene el pellejo
tan duro a los 'tiradores'
para evitarse dolores
que vienen de la ironía;
alabando en cobardía
y dando más sinsabores.


Son los males de este medio
sin razonan al pensar;
Internet es el tensar
del arco del mal asedio
Quien se arrima a este predio
no siempre sirve a lo bueno,
si dispara con veneno
o se reparte una parte
del mal que divide un arte
con la Lengua de barreno.



Australia Elisa Lattke Valencia en: "Ranita Azul"

9/8/12

Flores de nenúfar


 La necesidad del amor es iluminación y esperanza, es la que mueve los propósitos sensatos de los seres humanos por vivir en armonía y esforzarse en ser buena gente; porque siendo dueños de nuestros sentimientos sabremos dar el verdadero equilibrio a todas las pequeñas cosas de la vida y así favorecer las grandes cuando se nos plantean, incluso las negativas como las de esta crisis, sin valores no vamos a ningún lado y somos capaces de violar derechos ajenos tanto como asaltar la realidad de nuestros semejantes y exponer sus vidas, negocios y situación social a la inseguridad por falta de respeto, pero aún más, por falta de educación o conocimiento por no aceptar las leyes y ajustarnos a un orden necesario, tanto en las necesidades personales como a as que por derecho y no abuso, se nos brindan en esta sociedad... Una posición radical y anarquista no sólo termina con un ser humano porque piensa y actúa diferente, y aunque no haga mal a nadie resulta que es nuestro oponente ideológico de lo que sea y por lo tanto un enemigo, así que hay que atacarle por sistema, machacarlo, mandarlo al carajo y este es el éxito que llevan muy alto ciertos comportamientos insanos en esta sociedad. La educación se relega a las suelas de los violentos y sacuden el puño en alto o dan su arenga de pequeños dictadores de masas para dañar el tejido social de la imperfecta democracia y, ¡siglos nos ha costado esta situación de aparente calma dentro del caos socio político que nos envuelve.

Si no hay recursos mentales para la sensatez que genera el respeto a los valores que compartimos todos, sentiremos verdadero miedo ante la inseguridad que nos brindan los semejantes, porque estaremos juzgándoles como enemigos potenciales sólo por cómo opinan o porque difieren de nuestros pensamientos y no se alinean con nuestras ideas.

Debemos diferenciar la belleza de la fealdad, el buen lenguaje del zote que se las da de vate, que no enaltece lo que nos acerca como humanos y seres sensibles, poniéndonos en la piel ajena y reflexionando sobre lo que realmente denuncian, cuentan y expresan porque quizá su información está más cerca de una grave experiencia susceptible de cambiar su visión del mundo y de esta sociedad, haciéndole más conservador o lo contrario. La pureza de las costumbres sanas jamás alterarán nuestra vida y menos la ajena y por lo tanto seremos dignos de confianza por nuestros hechos; el roce tenue del tiempo sobre el latido de cada ser que sí sabe abordarnos con respeto, reflexiona sobre los motivos que nos lleva a escribir sobre la realidad de cada día porque ella es experiencia en quien la sufre, pero también enseña a tomar posiciones y a no dejarnos llevar de las primeras impresiones. Los seres humanos, algunos, cambian de traje continuamente para conseguir el fin que se proponen y no les importa más, que el resultado que pretenden aunque defequen en otros seres que se merecen un respeto.

Debemos dar tributo a la belleza que mueve la verdadera poesía,  no olvidar que ella es como un diamante y en sus prismas se ofrece 'la luz' que recibe y de diferente forma. Debemos pensar por nosotros mismos es indudable, pero en la diáfana realida de un pensamiento colgarnos del verbo aunque no lo conjuguemos,  mecernos en los adjetivos felices y sonrientes; descolgándonos entre los artículos y jugar al escondido con la puntuación...

 ¡Ah, la lengua hablada, qué hermoso misterio hay aún dentro de sus sonidos cuando fue el primer sonido de un ser inteligente que razonó el mismo dándole un sentido y un nombre a las cosas... Ella como gemido de dolor o amor, ella como murmullo, y balbuceo y, antes, voz de la palabra escrita! ...

¡Cómo no creer en la magia que llevan jugando con sus posibilidades dentro del pensamiento, reflexionar la idea y acunar  su vibración medida en la garganta, antes de echarlas a volar desde la imaginación medidas y reverberando en una ráfaga de intensidad llevadas por el viento!

¿Pero dónde?...

 ¡Ah, allí donde necesitamos que vayan!

...

 Elisa

24/6/12

Los pasos del camino



"Sigo siendo un fragmento de la masa, 
y en mi singularidad, 
soy un pobre muñeco en manos del titiritero; 
me mueven los hilos 
y me zarandea mi libre albedrío."
Del poema: "Mi verdadera tragedia"
Autor: Eduardo J. Ramírez. (México)


Imagen: alattkeva-12

Una no tiene más que imaginarse como parte del mismo destino que nos preocupa. Somos de una vibrante y ansiosa energía que se rebela queriendo ser parte de lo que busca en el destino de la revelación divina.  No tenemos porqué consumirnos irremisiblemente en 'la masa' y temer no ser más que lo que es, ante una realidad física e individual que aún no termina de asumir lo que ella misma le pone delante de sus sentidos, hasta que evoluciona en su átomo de suertes y descubre su soledad enfrentándose al montón con dolor y en silencio sin poder hacer nada, como lo hizo el mismo Hijo de Dios, Jesús de Nazaret, ante el populacho como todo hijo de hombre (...)Si no tenemos la valentía de enfrentarnos al dolor físico o moral alguna vez en nuestra vida, no conoceremos nuestra fortaleza y cómo afrontar los males  propios de la naturaleza humana  y de esa otra que agrede nuestra paz interior y rompe nuestro equilibrio. El dolor en todas sus formas se hace necesario porque si el no existiría el conocimiento de saber del Amor. a cada ser humano se le da lo que puede aguantar encima y no siempre 'las cruces' de sus calvarios individuales son la cruz que terminan con sus males. El ejemplo es evidente si meditamos en ello mientras aprendemos a conocernos mejor y a amar sobre todo, aunque no los aceptemos en nuestra vida, pero están cumpliendo su misión, esos "que no saben lo que hacen"... Los pasos del camino son infinitos y  tal vez no se ha conseguido caminar lo suficiente para  pretender que casi se ha llegado.

¡Ya somos más en el montón, uno más ¡venga!, sí, pero es la luz que hace que la arena o el polvo brille en el montón! -Ah, qué prodigio se nos ha regalado, pensamos, reflexionamos y nos consolamos unos a otros asustados entre el mismo polvo y ante el devenir de lo que se espera, si es que hay algo más que nos define fuera del montón o de la masa, es cuestión de avanzar a pesar de caer tantas veces, pero seguro que todos llegamos y no hace falta correr o consumir la felicidad pretendida en este mundo, cuando la verdadera poco a poco la iremos consiguiendo sin alterar la trayectoria de los pasos que vamos dando, a pesar de todo lo que no aceptamos o no nos guste.

Para el que busca, buscándose en sí mismo como parte de un Todo al que pertenece, se descubre frágil, temeroso de pensar que no es dueño absoluto de la Verdad, pero sí de una parte de la misma. Que es algo más dentro del montón y teme ofender a su Creador... ¡porque cree, porque lo presiente y sabe que lo tiene dentro de su corazón por Fe, es así! ... Nada cambiará la misma y la Fe verdadera no tiene nada que ver con las doctrinas religiosas. Es convicción natural que viene impresa desde el nacimiento y ¡bendito sea quien así la siente. Porque nada cambia los tiempos para que haya de nuevo en cada hijo de hombre asustado ante la responsabilidad de su existencia, un grito del dios vivo e hijo físico del Padre al que se enfrenta, aunque sólo sea al juicio de lo destructible en lo humano que lo inquieta. Necesita rebelarse amando para humillarse a su grandeza al más grande Espíritu del que procedemos y nos habita. Fue antes. Lo hace de forma natural por pura experiencia y necesidad al sentir que se aflige desde sus adentros, se siente cerca y sabemos así en el dolor que no estamos solos.

Tenemos temor de ser una cadena de posibilidades, una experiencia baldía... ¿Pero porqué tendría que ser así y desengañarnos? ¿O, acaso no observamos la Naturaleza y ella no nos cuenta su verdad? ¡No somos tan diferentes de todos sus procesos, transformaciones y adaptaciones! Todo lleva impreso su ciclo de vida y muerte, feneciendo mientras consumimos energía que nos es dada como si fuésemos combustible que mantuviese la existencia propia y la de todos, prueba necesaria continua e inacabable en la búsqueda del 'yo' en millones de otros 'yoes', que no frenan la propia realidad de querer conocer tantas más experiencias sólo por alcanzar la dicha de la Vida, como premio o como meta del mismo espíritu (...); porqué apiñados en uno seríamos Él, puede que tanto dolor humano este sirviendo a regenerar  lo que debe quedar en el proceso. Los designios no nos son conocidos pero sabemos que se nos advierte.  Por eso se dice que cuando la humanidad consiga la paz a través del Amor verdadero, Dios se hará tangible en el verdadero Amor, estará con nosotros plenamente para siempre y no como ahora permanecemos, divididos y enfrentados. Entonces dejaremos de temer.

Para quien ha conseguido subir unos etéreos escalones más en ese apartado que define la propia naturaleza de lo humano, debe ser fácil acomodarse a la existencia consciente de su pensamiento y es un privilegio plantearse este paso de una transición física y espiritual, así de seria y sin angustia.

Por fin la voz interior demanda respuestas, esta vez  mucho más maduras.
No somos habitantes solitarios, eso es seguro, y por pertenecer aparentemente a 'la masa' no nos da ella patente para sentirnos parte inútil en la misma; pues el camino de ida y vuelta no es tan estrecho y se han abierto los ojos en cualquier instante de la existencia particular, al percibir la luz que dejaba ver el verdadero camino. Sólo falta seguir el mismo sin equivocarnos y caminar sobre las huellas que no fueron las correctas.


alattkeva-12

25/4/12

LA BICHA


Os contaré algo relacionado con una boa que merodeaba con nocturnidad en el hogar de mis mayores. Por entonces teníamos una pequeña granja al lado de la Cordillera de Los Andes, circundada por potreros de ganados, selva cerrada o montes de feraz vegetación, donde crecían cafetales y platanales silvestres y otros frutos. Era tierra prácticamente de nadie que ofrecía mucho peligro por la cantidad de alimañas que podrían haber en un lugar falto de cuidados.

Mi abuela no sabía que pasaba con sus gallinas, conejos de indias y hasta un pequeño cerdo que alguna vez se criaba para engordarlo. Decidió atarlo al pie que sostenía el molino de manubrio el cual se encontraba en la misma cocina. Al otro día sería su sacrificio y creyó que era el lugar más seguro.
La cocina era un lugar muy amplio y ventilado por la parte de arriba a través de malla de acero que daba a una parte del monte. Una rústica chimenea salía  por encima del fogón de leña hecho de ladrillo, pero acanalado para meter la misma por debajo de la rejilla de hierro que lo cubría, para que las ollas y otros recipientes descansaran sobre algo seguro sin volcarse. Durante el día permanecía la puerta que daba al pasillo principal de la cocina, abierta; y un gran ventanal por el que entraba luz con dobles alas de cierre cubiertas de reja y anjeo, para evitar la entrada de insectos u otros pequeños depredadores. En realidad todas las dependencias más seguras de la casa, estaban preparadas de la misma forma por seguridad.

Nadie se había fijado que debajo de la estructura donde se guardaba leña, en el mismo fogón, había un agujero que daba al camino de herradura por fuera de la casa, entre las altas yerbas que lo cubrían, precisamente detrás de esa cocina por donde pasaba el mismo y por donde se penetraba a los montes prácticamente llenos de maleza y arbolado muy alto, entre grandes extensiones de platanales, cafetales silvestres, cacao, mangos, guayabales, piñales y otros frutos. Entonces era terreno de nadie. A veces se recopilaba la leña de algunos árboles secos, también el café en canastas y algunos frutos para hacer bebidas fermentadas o dulces que se metían en frascas de cristal, pero había que lavar y limpiar todo minuciosamente y evitar las tarántulas antes de coger nada. El café era pequeño pero se mezclaba con el nuestro de grano mucho más grande. Todo era para el consumo de la familia y a veces para regalarlo a las amistades.

Mi abuela estaba muy preocupada porque no había ni rastros de los animales que morían, si acaso algunas plumas esparcidas por el suelo de los solares o el gallinero. Pero tenía los curies en jaulas dentro de la cocina que permanecía cerrada con candado por la noche, lo mismo que otras dependencias interiores de la casa al irnos todos a los dormitorios a descansar. Parecía increíble lo que pasaba porque no habían sitios visibles por donde se pudiese meter un depredador.

Así que recordando la sabiduría de sus mayores y sus consejos, mi abuela se apostó una noche de luna con una escopeta de dos cañones fuera de la casa, subida sobre una escalera delante del muro de la cocina. Mi madre preparó un termo de café y ambas estaban al  tanto de lo que pudiese ir y venir entre el camino y el monte cerrado. Mi abuelo sentado en el pasillo con un revolver vigilaba nuestro sueño ( En aquél tiempo era normal que se llevasen armas o se tuviesen dentro de las viviendas de campo)
Nosotros estábamos nerviosos y apenas si pegábamos ojo esperando a ver qué pasaba, turnándonos en la ventana que daban al exterior o el interior de la casa, aunque poco podíamos ver;  sí a nuestro abuelo fumando su tabaco mientras miraba  desde su sitio estratégico lo que pudiese pasar con la cocina abierta por si algo salía o se sentía ruido dentro de la misma. La luna favorecía el momento esperado. Podíamos ver  desde el otro lado de la casa una parte del cuerpo de  mi abuela sentada en lo alto de la escalera, fumando su torcido cigarro; pero no podíamos ver a nuestra madre que estaba sentada en una piedra que estaba al final del muro de la casa. Al otro lado estaba el monte lleno de oscuridad y de sonidos y aunque estábamos acostumbrados a ellos, de vez en cuando por el día nos dábamos una escapada para hacer travesía e ir al río Fraile, aunque nos lo tenían prohibido.

De improviso se escucharon dos tiros uno tras otro que se prolongaron repetidos en el eco, seguidos del grito angustiado de mi madre al ver que nuestra abuela perdía el equilibrio cayendo desde la escalera al suelo, pero vimos cómo caía de pie y sin hacerse daño. Había disparado dos veces seguidas. Nos despabilamos los tres hermanos recordando lo que se estaba tramando y temimos por quienes estaban allí fuera y porqué había gritado nuestro madre. Salimos corriendo hacia el pasillo general. Allí ya estaba nuestra madre llorando y temblando de miedo y nos abrazamos a ella, estaba preocupada por la caída de mi abuela y el temor de que la culebra estuviese aún viva; mi abuelo iba a zancadas hacia la parte exterior de la casa, alumbrándose con una lámpara de queroseno; parecía que su altura de un metro noventa de estatura era aún más larga en el reflejo de su sombra.

Abrazados a mi madre que apenas podía hablar y vimos otra sombra pequeña que entraba por detrás de la casa. Era mi abuela con la escopeta en la mano que venia hacia nosotros y le decía a mi abuelo al encontrarlo a su paso: "Abraham, tú, te encargas mañana de quitarle la piel que de algo ha de servir, lo mismo debes tapar el agujero tan disimulado que la muy comemierda utilizaba para meterse en la cocina. La he partido la cabeza a la bicha"... "Y ahora mismo vamos a ver antes de que llegue el día, algo que me creo que se ha dejado de recuerdo en la cocina"..."¡Rosa!" -grito a mi madre, "¡traiga la otra lámpara que yo me encargo del costal y de darles con la macana a los puñeteros, pues hay nidada y que se metan los niños en la habitación y no salgan!".

Por entonces era normal defenderse así de las alimañas que merodeaban por las pequeñas y grandes granjas de animales domésticos. Mi abuela se había quitado de encima la preocupación y había  matado a una boa de de casi cuatro metros de largo y a toda su prole.



Elisa



5/4/12

Ayunos con: ♥MICHEL PEPE - Ciel Radieux♥ (Relaxing, soothing music)♥




Las torrijas de mi ayuno


Este tiempo dulzón de los insectos, es como las torrijas de la Semana Mayor y me quedo pensando en el ayuno... ¿Cuál, qué ayuno? Y por lo golosa que soy me pierdo en la cocina en busca de lo que guardo... ¡y eso de las dietas y el verano con sus kilos...al diablo!
Ah, si ya es lo de menos, me digo, y voy a buscar de mi plato favorito de primavera y hago 'ayuno' pues el Amor lo necesita y, como una abeja golosa me pongo encima de esa hermosa flor de harina de pan impregnada de miel, leche, anís, canela y huevos batidos...¡Ah, que delicioso néctar!

Pero son esos pecadillos que me permito de vez en cuando  que a mis años ya no se lleva lucir palmito... ¿O, sí?

Pero una es como los insectos y no puede aguantar el dulce aroma de los buenos postres y encima dicen que hay que hacer penitencia... ¡Que se lo digan a la madre superiora! Eso es lo que yo me digo... ¡y a zampar!

Ssssschiss, no digan nada, que me las comí todas mientras  miraba y escuchaba este precioso vídeo sentada al lado de las margaritas. Bueno, es ilusión y nostalgia pues no tengo los mismos Kilos de antes pero los recuerdos también engordan si se terminan las torrijas en el plato.

Disfruten de esta música. Hoy me he quejado al amor, la vida y al tiempo mientras miro un bastón que tengo al lado.


Elisa

24/2/12

Aullido... (con música)Alone Wolf (violin)



En la madriguera se está bien y el silencio no entorpece el llanto del alma.
La ironía de la realidad siempre se calla cuando es de verdad lo que sucede a otros, y cuando el cuerpo es el que se queja. "Es muy aburrido". He aprendido que ciertos vacíos que se dan y que parecen imposibles, los queremos llenar de absurdas pretensiones ilusionadas y, ellas, no están por la labor de 'mojarse' por nosotros. "Cada ser debe cargar con sus problemas y ya debo preocuparme por los míos". Hallar un lugar donde acostar el alma, es sentir que el amor dado de algo pudo haber servido.

Ser 'loba madre' es vivir expuesta al abrupto destino para cuidar de su progenie, bajar al valle, exponerse por necesidad, mientras la hiena depredadora hace de las suyas con alguno de sus lobeznos o con todos; no siempre se resuelve el problema de la supervivencia con seguridad, porque cada 'animal humano' lleva un pecado venial que se repite bajo su suelas y entorpece sus pasos o los ajenos; por eso cada cuerpo conoce  y sabe de su dolor a cuestas. No olvida. He aprendido en el mío...

El temor se filtra entre los rayos de luz en medio del bosque. Y el silencio sólo es una posición impuesta por lo mismo. 'Aullar a la luna' consuela, porque al ver su reflejo en la soledad de las charcas se teme a su voz para no despertar el bosque o al viento. La luna es más que eso y el hambre de la loba no se contenta con mirarla sobre la superficie del agua para dejar su tristeza, enfermando. Ser loba de vez en cuando no es lo mismo que ser rana... Estas últimas son muy frágiles pero sólo hay una azul en esos lugares que digo.

...
He venido a pasear que es tanto como decir que he venido a un lugar donde me pierdo en la necesidad de hallarme en cualquier cosa escrita, por haberlo hecho a mi medida. He venido a buscar en mis charcas algún poema que me emocione para calmar cierta dificultad física, apoyada en una ilusión, pero ella no siempre está a mi lado y sí el dolor que se ha instalado en estos dos meses últimos para hacerme desistir, obligándome a tomar una posición horizontal para sentir alivio. La luna sabe que tengo sed y falta Aire pero apenas llega su luz a mis charcas... Está demasiado encumbrada sobre su cielo para una rana que ha perdido el impulso de sus saltos. Además falta ese aire especial que me mantiene viva y mueve las mareas interiores, aunque creo que debo seguir así y esperar con la fe dentro de mí, por ser  mejor compañera, la que no nos traiciona y creemos en Él, y por esas ganas de ser quien era. Pero habrá que acostumbrarse a todo cuando se llega a cierta edad y la huesa deja de sostenernos seguros. Sé que en eso estamos de acuerdo la ilusión y yo, pues a ambas no nos gusta el dolor y su queja.

Me he acercado por poco tiempo a mi Pc, un rato sólo a mirar y tuve necesidad de contar lo que sentía, aguantando el malestar que impide estar en la misma posición. Vuelvo a esta entrañable forma de expresarse exteriorizando pensamientos, pero noto que no es como antes, que ya veo más lejana a esa de la que hablaba. Necesito aullar para sobrevivir de nuevo. ¿Me escuchará?


Elisa



21/11/11

...la ironía del olvido




Volver, significa recorrer con la mirada un yermo campo sembrado de cardos de olvido, donde no crecen las piedras y se pudren los caminos; un campo gris en el que no florecen pensamientos del hoy, pero sí los sentidos del ayer que los recuerda. 
...

Pausada describo una idea y quisiera hacerlo con el cielo plomizo cuando pesa en el interior y cómo cae en lluvia metálica, empapando y aplastando la inspiración bajo ella. Ver que, donde se posa el árbol para limpiarse las ramas con el viento, descansa el aroma del azul cobalto que traen los mares sin ocasos, dibujando los oleajes dentro de los ojos de las gaviotas.


 ¡Quiero volver todo bocabajo o del revés!


 Porque la vida no siempre es como se nos dice que es y sí como quieren otros que sea, pero ella no nos hace caso y termina por plantarnos cara echándonos de las cosas que nos gustan; la mejor forma es contrariarla, darla de lado y que se largue con otra, pues ya nos ha dado malos ratos y es hora de fastidiarla. 
Así que he venido sintiendo que no estoy pero algo me dice que aún hay algo tangible desgranando letras. Por eso mismo, ayer te pensaba mañana y hoy, te recuerdo como mediodía; pero debo quererme de la amante noche para soñarte hacia el alba.


Alguna vez creo recordar que pasé por aquí... pronuncié tu nombre u otros, tal vez fueron más y escribí poemas. 
Creo recordar que la ironía conjugó mis lágrimas... ¡Y no pidió disculpas! 
Que las ideas discutieron entre sí mientras las observaba de lejos el silencio y se marchó callado. 


Diremos que las mediocridades difusas me han dejado fuera de combate durante los disturbios de mis propios pensamientos, pues ellos nada han hecho por evitarlo pero sí me machacaron los años; y mientras se daban a la fuga las sombras de mis secretos, se reían de mí las palabras dándose ínfulas y creyendo que sabían engañarme con sus ripios; porque algunas veces los pensamientos ciegos y sordos se ven su propio ombligo para saber cómo les remataron al nacer, entonces les da por llorar al ver que se han convertido en humanos igualitos al resto. Pero yo que los conozco sigo siendo la que ayer no fui pero mañana seré algo menos. ¡Ellos, no serán nada porque se van conmigo!


 Por eso me digo que, el arte de escribir puede ser verosímil y hasta entenderse de cualquier manera, sólo que algunas maneras no se entienden entre ellas terminando por desaparecer ante la sinrazón de las demás. Pero este cansancio me lleva a no pararme en el tiempo y sí con el, el que me queda de recreo. Le debo dar cuerda cada día porque si no lo hago termino por olvidarme de 'mis manecillas' sin que hagan su ejercicio mental; este hoy me parece de su tic, tac de ausencias, pues tengo la convicción de burlarme de los conceptos y arrastrar mi rebeldía ansiosa contando estupideces y despistando el argumento. Y, con el ansia de otros tiempos marcados por el dadaísmo aprendido, al menos disfruto cortejando vocablos despistados y a sus verbos, les hago esclavos de mis ideas. Pero lo que si me parece hermoso es terminar por contar un relato para que se lo crea un cuento:
...
Una vez cuando el tiempo se contaba en una mano soñaron ser niños las estrellas y depositaron besos sobre la faz de las palabras, ellas brillaron en el panorama de los sueños y despertaron a la noche, tan satisfecha ella después de hacer el amor. Cuando se vio rodeada de niños besucones quiso algo más grande y le dio por juntar un montón de ellos amasándolos, así consiguió una enorme bola dorada y la colgó a su lado. La llamó 'Luna' y se enamoró de ella. ¡No les dio tiempo a las demás estrellas escabullirse de la  noche por sus agujeros negros!, porque la luna las iluminaba con sus rayos rutilantes llenos de sonrisas de cielo. Es así como los niños son felices si se apiñan como luceros mientras están en el cielo a la espera de que los llamen. Sonríen antes de venir al mundo y al convertirse en hombres se hacen olvidadizos. Porque, lo único que recuerdan y tienen fijación por lo que les pasa, es cuando se ven el remate de sus propios ombligos; pero nunca ven la mirada de amor de quien les mira o espera que sonrían alguna vez y digan cuánto le aman.


Por eso los pensamientos cansados de esperar prefieren suicidarse poco a poco, estrellándose contra los vacíos de los rostros largos que creen que su mundo se les termina cuando les sale tripa y no se ven... su ombligo; o contra las incertidumbres de los silencios. Algunos  se marchan de nuevo con su alma en busca de otra aventura escrita, que les inyecte vida y les proyecte dentro de otro corazón, que sí sabe palpitar mientras sonríe entre cada párrafo de su cuento.




Elisa


*La imagen está hecha por su autora.

18/11/11

"Si hay que ir, se va..."



La ironía es que el muerto les sonría a quienes le miran sin vida...


Siempre nace un 'te quiero' en el prolongado eco de la existencia que aún  reverbera en el sonido del Universo. Me figuro aún esa prolongación de compases que se dispersan por todo el Cosmos en lo creado, llamándonos a la Luz de la Vida y despidiéndonos de ella cuando dejamos de estar. No puede ser todo tan lleno de gozo o frío e infeliz en cada llegada o despedida.

Y durante ese trayecto en que se desvanece el recuerdo cuando aún estamos en medio de todo y de la nada,  seguro que el Amor verdadero se valora como un oasis al que se ha llegado o al que se pretende llegar en cada vuelta, no perdiendo el sentimiento en la conciencia con la misma sed de satisfacerse en la caricia y el abrazo donde se va.

 ¡Ah, cuántos dátiles habrán, y una fuente de agua fresca para el viajero sideral en esos espejismos de las sombras!

 Pero seguimos hasta el final por este mundo que por momentos se nos hace inhóspito, aunque tengamos que comer escorpiones y lagartijas antes de llegar al lugar de la fe. Avanzando por las caprichosas dunas que nos separan del bendito sueño final, y por el que apostamos antes de venir al mundo.

Pero no me hagáis caso que es cuestión de haber vivido y eso hace 'escuela', debe ser cosa de la edad y los años nos hacen ver visiones: ¡Un oasis en la tierra, paraísos en el cielo y también los otros..., los "fiscales"! ...." donde se llevan el dinero los que buscan más cuando gobiernan los suyos, pero son cosas del mundo organizadas por nosotros los humanos de este planeta cargado de injusticias."  Y nos dicen siempre lo mismo en todos los tiempos y agregan: "Y qué le vas a hacer si esto es lo que hay"

....

Vivir o morir puede darnos lo mismo según el estado de ánimo. Porque del lugar del que venimos o vamos, indistintamente, lo que sí es cierto es que: "¡si hay que ir, se va...!"...
 Y nadie empuja más que el tiempo de cada cual, no importa que no se llegue a viejo. Todo llega y pasa para los que contemplan sus recuerdos.

Y el espíritu de la Redención cristiana dentro de nuestro corazón convencido, ¡ay,   sí, así de cierto es para los de Fe; es inútil renegar de las cosas que no nos gustan o no queremos que nos pasen! Es que si pasan será porque ellas facilitan el aprendizaje que nos corresponde para ver cómo respondemos y nos hacemos más fuertes de espíritu, Menos sinvergüenzas, menos ladrones y por lo tanto no delincuentes, sabiendo además qué hacer en cada momento aunque no nos esté reservado el mismo e improvisemos sobre la marcha... todo se aprende viviendo, conociendo, experimentando... Puede que ese estado interior materialice nuestro ánimo y lo vean otros en lo que realmente  no les hemos podido ofrece, por estar tan apegados a las cosas lógicas y las que no podemos cambiar, pero sí las de nuestro interior ante los resultados, los que sean, porque cambiando para el bien éste nos da su mejor cara. Así que no le echemos pienso al chancho para que no  se pegue a nuestro lado y crea que somos tan imbéciles.

Así que vale la pena sonreír a la vida y marcharnos con el rostro lleno de un gozo infinito, pues servimos a nuestras ideas y no fuimos tan malos y conflictivos, al menos una gran mayoría puede decir lo mismo y lo sé porque no soy un perro verde, pero sí una rana azul; y por haber pasado por ella, la vida, saber lo qué hemos conseguido y quien nos mire a los ojos nos pueda decir sin ninguna duda: ¡Te quiero!


Elisa

28/10/11

El breve sentir del tiempo

Hay tardes que son como esos amores ciegos y mudos, que no contestan a nuestra mirada y no nos besan antes de abrir de nuevo los ojos para mirarlas, por ser como son al alegrarnos la vida; pero siguen siendo bellas sean de la estación que las ilumina porque alguna vez se pusieron delante de tu vista y, apenas rozaste su encanto mientras les sonreías.

Hay tardes que sólo buscaban su minuto de gloria deslumbrando a quien las contemplaba. Algunas, pueden ser oportunas, traviesas, encantadoras o pequeñas tardes de amor y de nostalgia, dibujadas al ocaso sobre el mar en las laderas de las montañas. Ellas sonríen horizontes de promesas sin que oses tocarlas, pero sí esperan que las nombres porque dejan sus brumas infranqueables, cuando no las tenemos más que en la imaginación y pertenecen al recuerdo, aunque sigan enseñándose coquetas, ellas siempre serán diferentes y nunca las mismas que fueron cuando alguien nos acompañaba mientras las mirábamos.

***
Poeta: Al amar aquello que existe en tu corazón, seguirás repitiéndolo para que tu memoria se alimente con el nutriente de la palabra; amas hasta su caricia infiel a tus recuerdos; los labios que ya no son de tus besos; el sueño de un proyecto que no pudo ser; el dolor de una mirada esquiva; la palabra amante cuando se hace en la penumbra. 

Amas la vida en el ser que tallas con tus pensamientos. Pero ella te enseña a amarte a ti mismo para proyectarse en cada verso y que la sientas, pues en tu soledad son ellas la única caricia que te acompaña como ser pensante, pero no te completan. Te amas en el dolor de saber que te divides una y otra vez cuando una parte seguramente ya te ha olvidado, o sólo es parte de una quimera... Palabras...

***

Elisa en: "Don Anselmo"

26/6/11

Charlas con "Don Anselmo"

Mi querido "Anselmo"

Me he transformado sólo una vez en la vida para liberar mi mal humor, mis penas, mi dolor y desencanto por la misma pero nunca me liberé del temor. Liberé eso sí al desamor pero le até a otro amor de verdad,  el único. Liberé al corazón y esclavicé su alma de nuevo.
No es que sea feliz pero tampoco exijo nada a cambio... ¡Qué puedes pedirle a la luna! ¡Ah, callas, y te conozco, sé cuál es tu debilidad y sobre todo cuando ella está en su mejor apogeo sobre el mar!

Al Amor no se le pide nada, pero eso sí acá en el mundo, recibo del mismo demasiado aunque a veces parezca gato asustado y me enseñe sus zarpas... No se puede liberar sentimiento porque ellos nos  arrastran hacia un bello sueño y, tú, "Anselmo", me entiendes y lo sabes sino de qué nos conocemos y nos entendemos si era una niña cuando te aparecías en el jardín de mi casa, hablábamos y hablábamos pero tú, 'Viejo listo' sabías ser invisible a quienes me vigilaban... ¡Cuánto reíamos! Sencillamente eras tú, "cosa de niños".

Hoy, paso por la sutil línea de una dicha transparente, la que me construyo para lo etéreo, llena de una inefable alegría que me hace temporalmente feliz o, no sé sí debo decir que me entristece. Me regala eso sí, una infinita melancolía y no puedo hacer nada por evitarlo, aunque sé que ella vino conmigo desde los tiempos, "es como una enfermedad del alma", se lo dijeron a mi madre. Mis manos siempre se duelen cuando presienten. Mis ojos ven lo que otros sólo miran; mis oídos escuchan voces en el silencio, frases entrecortadas pero todo esto vino conmigo y siempre lo he admitido, luego , esos recuerdos... ¡Quién lo entiende! Se aprende a vivir con ello "pero no es imaginación, por momentos es útil y depara sus alegrías, no hace daño si se conduce correctamente, no hay  porqué prohibirla, es enriquecedor si se aprende a diferenciar..." -Comentaba el Doctor Mayer- "No hace daño si se sabe utilizar, es percepción natural, quizás, pero hay que educarse".

 El mundo exige mucho y a pesar del barro que se pisa, necesitamos elevarnos por encima del mismo. Para qué darle importancia a estas cosas cuando hay otra que sí nos hacen daño.

Siempre nos ponen en las manos 'un gran sueño', pero es un  imposible en este lado del universo.  Ignoro cuál es la organización que tienen por ahí arriba o abajo porque también se equivocan, pero para efectos ya me da lo mismo, porque... ¿Cuál es el arriba y el abajo y cómo lo entendemos allá fuera entre tanta intangible capa? Se presienten y a veces por 'chocar' contra la sinrazón, las notamos ¡y de qué manera, por dios!
...
Sí, ya sé que hay otras medidas pero nosotros ya tenemos bastante
con las que tenemos acá en este mundo con sus reglas y leyes. A veces, se permanece siempre en un punto alrededor del mismo avanzando poco, "por mundos superpuestos", ya lo dijo 'alguien'; es que todo no es  tan perfecto y menos hecho a nuestro gusto... ¡Jódete!... dicen los dioses sabelotodo. Y se llega siempre a la conclusión de lo que sí es cierto: La ausencia de Dios es el problema de la humanidad, la falta de Amor
...

Te puedo decir que todo esto que es la mitad de la mitad de lo que digo, es sólo parte de un afán que merecía haberse quedado callado, parapetado allí donde la lengua regurgita sin atreverse a soltar nada toda su vida... ¡Ah, querido "Anselmo", no me mires con esos ojos de censura, te conozco y en cualquier momento debo  hacerte caso... Pero está dicho y esto es la vida y queda poco a 'esa niña' de antaño.
Y, ésta, la Vida, como te decía al comienzo, transforma todo y suelo andar con mis personajes de ficción en armonía... ¡Anda si se rebelan!
Tú, no, por supuesto, te conozco. No, a mí no me fastidiarán mi armonía de nuevo, mi tranquilidad, así que ellos y yo o viceversa, pero juntos somos y seremos capaces de ser uno solo y cada uno da lo que entiende y sabe. Yo, Elisa, mando.
 Ah, no pongas esa cara, querido, ya sé que tú no lo eres, siempre estás y has estado allí donde se te necesita, es cuestión de  Fe, sólo quienes sienten tus poemas saben quién eres.

Ah, ahora no me digas nada, tú, mi querido "Anselmo", como si no hubieses entendido nada de nada, calladito y con los ojos abiertos. Recuerda lo que pongo por ahí de un dicho mapuche: "Ha pasado un ángel de una sola ala porque si encuentra el otro ya tiene dos".


La verdad es que no sé qué he dicho, ni lo miro, pero ha estado bien.  ¿Te he distraído? Si crees que sí, perdona llevo mis razones era el fin que tenían. Una cosa es la vida  con los pies sobre el suelo y otra bien distinta, andar fuera del cuerpo sin saber dónde en realidad está nuestra alma y yo, sé  precisamente donde he dejado la mía. Aún sigo esperando, debe seguir enamorada y por eso  también te entiendo mi Viejales, nadie se te resiste si tienes tus momentos para levitar.

Hasta una nueva inspiración, 'mi Viejo'

20/6/11

De mi cosecha 


En este viñedo de mi ser he cultivado mis uvas, las mejores para ti. He exprimido mi mosto y lo he macerado. Le he dado un tiempo de reposo en la penumbra del alma, barrica de amor. Te he ofrecido cada día durante años mi copa y, por fin llegó ese tiempo del brindis, y dialogamos con el gozo de la cata en el paladar; llena, generosa, repetida, especial, única... Con aroma de sabor intenso y afrutado, con el perfecto tono del buen vino en dos tiempos... El tuyo y el mío... ¡Por la vida y el amor!

Llegué a tu corazón como una cosecha nueva y especial de un siglo de ausencia.
Me despertó el ansia y la colmé de mimos y caricias. ¡Fue una vendimia de sueños, aquélla, la de siempre, la de cada siglo! El lagar se puso de fiesta con las copas esperando... Se nos derramaron dulzuras de silencios por los labios, nos bebimos las salobres tardes de prisas sin lágrimas y, al final de cada sorbo supimos las de la vida individual, cuando en un paréntesis disfrutábamos de un dulce ocaso.

¡Oh, Dios, pero cuánto nos puede durar tanta resaca sin despertarnos!

Hoy, el viñedo prepara su tierra de amor para una nueva cosecha, aún hay vino en las barricas y el corazón late. Envejeciendo.

Guarda tu copa que volveremos a brindar por lo mismo, es tiempo de un pensamiento beodo... que supo mantenerse sobrio con la fe que ahora le abraza, porque sin ella los milagros no existen.

¡El plantío se prepara para el invierno, la cosecha de este año ha sido maravillosa!
He dejado mi cáliz dentro de tu pecho, hornacina donde quiero que permanezca
la votiva llama que le acompaña; aún se alzarán las copas por nuestro júbilo.
El tiempo es sólo un agujero abierto para el pensamiento; y siempre se acobarda
cuando se descuida. ¡Ya tengo su llave!

¡Hasta el siglo venidero! La cita, en la calle de siempre, en el farol del alma!


A. Elisa Lattke V.
08 



Publicado en: "letrasyalgomas" 

6/6/11

Como ellas...

No opino, opinad por mí,
tal vez  sepáis  qué decía mi alma
mientras fui pasando, observando la vida
desde ese exterior que mira, mientra se piensa
en quién la habitaba dentro...(alv)



Amiga de las altas cumbres, seguramente sabrás de "la humilde violeta" que a pesar de su belleza y aroma, siempre es pisoteada cuando crece a la vera de los campos y caminos. Sin embargo algunas prefieren el jardín,  ellas son felices floreciendo en el cantero circular si la lluvia las riega de vez en cuando, pero otras son como yo...


En el tiempo que creces el monte también crecía con la vida alrededor llena de insectos, de cantos de aves, croares de ranas y los broncos de los sapos. Todo era concierto de nocturnos; era tiempo de amor, de preguntas contestables y sencillas, sin saber del reloj ni del dolor; hoy las cosas no son así porque no están y el dolor es una nota que se clava dentro.


 El tiempo ha superado la ansiedad al convertirme en persona mayor, apenas ayer parecía anidar caricias maternas, sonidos de amanecer y aromas de madreselva; rizos al viento corría deseosa de subir a los árboles o columpiarme en sus ramas o, ir a mi rincón favorito a darle de comer a las arañas, sacar lombrices de tierra para ver cómo llegaban las aves hasta mis manos, arrebatándolas.  Y si me parecía, iba hasta el arroyo o el manantial y visitaba a las ranas, todos temían que pasara algo... pero ellas eran felices conmigo esperaban un premio... ¡Pobres moscas!


Son añosas  las cosas de los bienes  espirituales y terrenos,  tanto como mis recuerdos cuando aún permanecen en las veredas del jardín esperando mi vuelta... Yo sé como tú, que no es para mucho tiempo pero no quiero pensar en ello cuando el júbilo de una rosa recién abierta, es capaz de enamorar la mañana. Te contemplo en el recuerdo y te lloro entre cafetales, a pesar de saberte en otros campos muy diferentes, suspiro hondo tomando el aire que viene del río o de los pastizales; es inconfundible el aroma de las hierbas aromáticas que crecen a las orillas de los cercados, al de las otras pisoteadas por el ganado con su peculiar olor... ¡Cuántas violetas no se quejaban por ello!, siendo  adorno de los altos pastos y creciendo  al abrigo de las rocallas donde serpenteaba el arroyo, allí también iba el ganado a pacer y abrevar y ellas se sentían mutiladas. Por eso cuando me contemplo recorrer veredas entre los altos pastizales, me creo aún del estío y sé de la pertinaz llovizna tropical y del festival de silbidos o de la luz al volver el sol a iluminar el campo. Antes, siempre esperaba algo nuevo y bueno para la vida, entonces no conocía el mal del mundo.


Amor, siempre amor, sabrás de mí cuando en tus manos sientas hospedarse mi soledad sigilosa en el cuenco de tus manos, cuando sepas que la estancia de tu corazón está habitada de certezas; y que por esas alturas de tu mirada descienden desde tus turbias cumbres, una avalancha de sueños amalgamando poemas que nos dimos. Me sabes de la ternura, me conoces instaurada en tu pecho, respirando en el dolor de no verme el sentimiento que te sugiere el paisaje y sabes, que desde lo que no se ve a simple vista, hay una mirada inconsolable galopando distancias, saltando alambradas, marcando las brechas que llevan a los más profundos pensamientos aunque yo sin ti, no puede ser más de lo que doy para sentirme como un residuo de memoria humana. Lo único claro de todo esto es lo que nos adhiere al hecho de ser hijos del barro, para poder saber de nuestra alma y porque refulge a través de la piel  el ardor de la sangre. Cuando veas las violetas en el campo, por favor, dales una caricia  y sabrás también que yo sonreía mientras te miraba. 




Elisa
Fue escrito en una primavera del 2011

22/12/10

Invitemos a un pobre por Navidad

"Año tras año gira nuestro mundo 
movido de un afán renovador 
en el ciclo vital del absoluto." 

El tema escogido da para pensar mucho en ello cuando nos encontramos en la rampa de salida. Esta locura que nos lleva al consumismo por tradición. Sí, todo es hermoso lleno de música, luz y color, pero parece que entre tanto ruido, felicitaciones e intereses familiares seguimos sin "sentar un pobre a la mesa"

(Artesana, 1-12-08)
 

¡Oye, Juán, invitemos a un pobre por Navidad!... ¿No te parece  que hacemos así una buena obra?

-¿Un extraño?... ¡Qué dices mujer!... ¿Estás loca? 


¡Sí, por qué no! 


¡Ay, qué cosas se te ocurren, mujer, no me hagas reír, tú, tan llena de glamour no has pensado lo qué pensarán nuestros vecinos cuando aparezcas con el del brazo, indudablemente estás como un cencerro!...



Pero dime: ¿El que fuese, hombre o mujer, viejo o joven, dónde dormiría?
... Tendría que traer sus bártulos o algo...digo yo, ¿los pobres duermen en pijama o calzoncillos?... ¿Tendrá un chucho o un gato, vendrá con su familia completa? ... ¿Le vas a obligar a que se duche o se duchará? -pregunto- Y si no quiere o duerme desnudo o con la ropa que lleva puesta que?... ¡Ah, esa es otra! ¿En qué habitación o cama le vas a acomodar y dónde lo pondrás cuando beba, coma y tenga que irse a dormir?... Ya sabes que no tenemos sitio por Navidad, esto lo invaden los hijos con sus novias y el sofá-cama siempre lo ocupa tu madre o la mía; además tendrá que sentarse a nuestro lado, no sabemos si come con las manos, si eructa se pee el muy guarro y... ¡vaya dios a saber qué costumbres tiene, no quiero ni pensarlo, que se siente a nuestro lado, si tiene piojos o sarna! 

-Juan, por favor, ‘porfa’, escúchame, es algo humano, cristiano, como quieras llamarle, pero hay gente que sufre, que no come bien... ¿Qué es una noche de tu vida con un pobre si el no nos va a tener cerca en el resto de las suyas? Le pediré que se duche antes, le daré alguno de tus pijamas si no  trae el suyo, se pondrá uno de tus trajes, ¡qué más da si tienes de sobra, cepillo de dientes, calzado y le tiraremos a la basura toda la suciedad que traiga, le pondrás algo de dinero en las manos cuando se marche... ¿No te parece? 

Anda, mi locuela, tú siempre con ese corazón tan inmenso pensando en hacer el bien a la humanidad. Ya veo que no le lavarás su ropa, sabes que le damos permiso a la chica que nos cocina esa noche ¿quién hace la cena esa noche? ¡Tú no por supuesto cuando todo lo encargas! Si trajeras a un pobre a casa por Navidad, no sé..., no sé, pero no me convence, además..., ¡es que nunca hemos tenido uno! ...Bueno, el tío Fulgencio que renunció a la herencia de mi madre y cuando aparece es de Pascuas a Ramos, no nos molesta y se va enseguida apenas le pongo quinientos Euros en la mano y la ropa que me sobra. Oye, supongo que si él se ducha antes, tu invitado pobre, tendrás tú que limpiar el cuarto de baño y si lo hacemos nosotros habrá que vigilarle, nunca se sabe que manías se trae esta pobre gente, no me fío; además se beberá todo el vino. ¿Y dónde le pondrás en la mesa, a tu lado o a mi lado y, si son más con su familia al completo?... ¡Ay, ay, nuestros hijos querrán que el pobre no esté a su lado! ¿Tú no has pensado en los verdaderos pobres que somos nosotros, cuando pensamos en los pobres reales? ¿No ves lo complicado que es ser un pobre de verdad y los líos que ya nos están dando? ¡No me jodas la Navidad, mujer, que no me lo merezco! Mira, mejor pasémosla tranquila y allá que lo apañen los Servicios Sociales, ni se te ocurra! Recuérdame para enviar un donativo a "Caritas" y también a alguna ONG, pero tengamos la fiesta en paz. 

-Vale, vale, sólo pensaba en una acción cristiana, una obra de misericordia. 
¿Misericordia? ¡Joder, mujer, si estamos en pleno siglo XXI, qué susto me has metido en el cuerpo! 
¡Si antes de la crisis ganaron mucho con los albañiles y demás, me voy a creer que hay pobre de solemnidad en este tiempo, anda ya! 

No te preocupes pero ya sabes que todas las navidades sobra comida y con los chicos que están empachados y cansados de la noche anterior, ninguno comemos a gusto porque siempre falta alguno; además tú no quieres comer mucho y toda esa comida no la aprovechamos, va directamente a la basura, porque yo no quiero engordar y a ti te han prohibido muchas cosas, por eso lo decía. 

¡Y qué le vamos hace mujer, la vida es así, todos los años lo mismo, los pobres no se acaban; mira hoy han muerto cuatro por culpa de una estufa de butano, pobre gente, no tenían ni para comer, ves esas si que son injusticias y que venga Dios y lo vea! 

...Sí, Juan, que pena, pero me hacía mucha ilusión y además así pararíamos la velada bien entretenidos  porque no sé cómo piensan y son los pobres, además no tiraríamos tantas sobras por Navidad y lo pasaríamos divertido viendo cómo comen. 



Elisa Lattke 
Dic-08

21/12/10

(I y II)Conversaciones con Joanna (Rip)


Joanna, tenía  sólo 23 años y falleció en este 2010. 

"Es quien se queda fuera de la fe. Y no sabe si por rechazo o por auto-rechazo. Por eso llora: no sabe.

Muchas gracias por leer y comentar. Forjaré una medalla para tí por ser la única respuesta."

_________________
Su firma: "No me hagas mucho daño"


 (I) Conversaciones con Joanna:
(RIP)


Mi querida Joanna no se te olvida . Dame otra medalla a título póstumo. No estás pero al ver tu cara de niña rebelde que vivió demasiado pronto la vida, me hubiese gustado abrazarte. Seguro que el José de tu relato sabe también de un dolor que compartimos los cristianos, a pesar de estas fiestas celebrando el nacimiento del hombre. Ya ves, es paradójico porque hablo del nacimiento del hombre nuevo, de la fe o la esperanza, del que cree aún en el Amor. Es ella la que necesitamos para creer en más cosas y cuando no proyectamos vida ella nos falta. Nos marchamos porque no deseamos vivir.



 ¡Dios te bendiga donde quiera que estés, niña! 

Esta Navidad brindaré porque estés en el mejor sitio y puedas saber ya de las tantas respuestas a las preguntas que te hacías.

Un abrazo de energía cósmica.

Elisa



Decía Joanna en una corta prosa, entre otras significativas:


"Una cruz, una cruz que me sedujo cuando nada más me quería, una cruz a la que me acerqué con las manos abiertas, triste, entregada. Y la cruz, como espada, me hirió mortalmente, me dejó caída en la calle bebiendo mi sangre... Dios! La fe juega malas pasadas: si quieres soltarte te pretende matar. Una cruz, una espada."



_________________
Su firma: "No me hagas mucho daño"
http://letrasyalgomas.foroes.net/t9451-relato-de-quien-se-ha-rendido#131156

(II) Conversaciones con Joanna:
(RIP)


...
Vuelvo de nuevo a visitarte, a leer lo que escribías y  por falta de tiempo no  leí.
Vengo a descubrir el alma de quien tuvo aquí en el mundo un lugar, un espacio, un sitio  y sin embargo no pudo ver otra cruz abierta en unos brazos, más que en sus visiones porque la que esperaba no pudo acunar  su soledad.


¡Dime en qué calle ves ahora esa cruz de la que hablas, esa búsqueda de fe o acaso  ya sabes que siempre estuviste en el corazón que creías no podría entenderte nunca!


Tú que eras simiente y promesa, has dejado aún la ventana abierta acá a este lado y puedo saber de ti allá, por eso sé que aún andas  por esas calles solitarias buscando cómo sentir que por fin hay un ramo de amor, en el corazón de aquéllos que no supieron qué andabas buscando la verdad, su fe en ti y un bien al comprenderte; pero hoy sí sé que cuando voy leyéndote más conozco un refugio interior, donde el mal no es sino el nombre de una ausencia que se nos queda sin tacto cuando alargamos las manos, que para sentirnos que aún estamos en el mundo y que somos unos necesitados, hay que ir mendigando un amor especial, el que nos forjamos antes de venir acá a este lugar de lágrimas. 


 No es dios el que se muere, mi querida niña, no es la cruz una espada en la metáfora, es que  es el ser humano el que cierra sus brazos para no abrazarnos y  Él, es el aire que nos falta, por eso nos vamos antes de que pase, porque si no fuese así no estaríamos dando a otros las claves de nuestra despedida y tú las dabas en todo lo que escribías. ¡Lo fue! Por esto y por más nos marcharnos del  todo cuando ya no somos, ¡es que no estuvimos nunca, no estábamos en el mundo porque no estábamos en sus vidas! Pero sí éramos talvez una preocupación injusta, un temor ante un posible abrazo. Ese es el problema y a veces es también el rechazo. Nos seguirán desconociendo.


 Parece que la vida fuese oscuridad  y nosotros, como el gato que busca en ella algún refugio seguro para no pasar una noche de frío, pero es el de la angustia ante el azar de lo imprevisto el que desea hallarse a cubierto de otros males. Somos como una canica de cristal transparente -¿lo saben?- movida por el viento en el desnivel de una superficie, siempre cayendo a un lado u otro hasta llegar a algún final para romperse del todo, sólo así frenamos y es entonces cuando se sobresaltan y 'despiertan' ¡Demasiado tarde para saber qué nos movía cuando  frenamos para siempre! 


Inquietamos por cómo pensamos y nos tomamos la vida. Leen sin sentir lo que hay dentro de cada contenido, deducen las situaciones, imaginan... Quizá sea eso lo que ahora estoy haciendo. (Perdóname)


Pero sabes que no, porque yo conozco ese lenguaje, hay demasiadas cosas pequeñas donde nos inclinamos para sentirnos útiles. En otras vemos lo contrario y nos damos cuenta lo pequeños que somos, pero se olvida que entre lo grande y lo pequeño se inclina la propia sombra y besa el suelo, como si quisiera recordar a ambas que es ahí donde siempre se termina... Entre más altura se alcanza siempre el suelo espera preocupado, no le gusta que le caigan por sorpresa encima.


Desde un espacio más en este infinito.


 Elisa
2010